martes, 31 de mayo de 2011

Presentan hoy ley para sancionar crímenes de lesa humanidad

Familiares de desaparecidos y asesinados se concentran frente a la Fiscalía

.
  
YVKE Mundial/AVN

Sobrevivientes de El Amparo (Foto:Archivo).

Sobrevivientes de El Amparo (Foto:Archivo).
Vea también:
 
  
 
Familiares y amigos de las víctimas de los crímenes de Estado ocurridos durante los gobiernos de Acción Democrática y Copei se concentraron este martes frente a la sede de la Fiscalía General de la República, en Caracas, para consignar el proyecto de ley que busca sancionar tales hechos e indemnizar a las personas perjudicadas.

Luego de la concentración se iniciará una marcha que partirá desde la Fiscalía y recorrerá la avenida Universidad para dirigirse a la Asamblea Nacional, donde el proyecto jurídico será entregado a la plenaria parlamentaria para su consideración, debate y aprobación.

Se estima que unos 10 mil crímenes, entre asesinatos, desapariciones, fusilamientos y torturas, fueron ejecutados durante el período 1958-1998 (cuarta república), lapso en el que los gobiernos de AD y Copei emprendieron una cruzada contra todo movimiento de izquierda, en concordancia con la política de persecución que Estados Unidos asumió para exterminar el comunismo en América Latina.

lunes, 30 de mayo de 2011

Alí Primera fue un músico, poeta, compositor y luchador activista político comunista venezolano.


En 1967, tras el allanamiento de la Universidad por parte de la policía del "demócrata" Presidente del país Raúl Leoni, Alí es conducido a los sótanos de Las Brisas de la DIGEPOL, junto con otros estudiantes. Allí escribe su canción "Humanidad", inspirada en la niñez desvalida como símbolo de las injusticias del CAPITALISMO. Esta fecha y tal encarcelamiento, marcan un corte radical en su vida: confeso haber experimentado una profundización en su compromiso como militante revolucionario y que, desde entonces, ha andado "un solo camino, acompañado de la canción y con una presencia activa en los combates que ha ido librando mi pueblo"; en suma, haber descubierto a la canción como un arma de lucha, que ayuda a despertar la conciencia de su pueblo popular en el que el se convierte de un sumiso espectador de su realidad en "un activo luchador por transformar" la realidad.

"Pero un día descubrí que había otro mensaje que era posible hacer a través de la canción, que ayudara al hombre en su lucha por la dignidad, a combatir por la vida, a pelear por su pueblo…"Alí Primera

A la salida de la cárcel, confiesa haber tenido "una idea muy precisa del canto." Es el momento en que el Partido Comunista de Venezuela se plantea la misión denominada "la carga sobre Caracas": un conjunto de acciones que duraron un mes, dirigidas a sobreponerse del síndrome de la derrota de la lucha guerrillera, enfocadas al contacto con las masas y Alí participa activamente componiendo canciones memorables, como las dedicadas al Ché y a Ho Chi Minh, que llegarían a convertirse en himnos de lucha cantadas o comentadas semi clandestinamente y luego recogidas en sus primeros discos.

Alí recuerda que hacían tareas de agitación durante el día y, en las noches, cantaban, "como montando y desmontando el circo". Pero lo importante es que se da cuenta que la gente estaba oyendo algo nuevo y el mismo cantautor confiesa que empezó en ese momento a cumplir "los papeles como cantor" y nos entrega su testimonio:

"Partimos de Barquisimeto, allí canté por primera vez en forma abierta. De repente tuvimos un encuentro con ancianos que se acompañaban de cuatro. Cantaban dos o tres versos: "Yo también sé cantar", nos decían. Aquí aprendí a hacer la canción con un sentido más general. De este viaje salió Disperso, Que mi canto no se pierda, Canción por el Che, Tio Juan y otras más".

Alí fue objeto de un veto por parte de los medios de comunicación, debido al radicalismo de los temas expuestos en las mismas, lo que lo llevó a fundar su propio sello disquero, Cigarrón, para buscarle difusión a sus composiciones.

Su ingreso al mundo de la política se produjo al militar en el Partido Comunista de Venezuela, tras lo cual fue miembro fundador del Movimiento al Socialismo (MAS), acompañando y trabajando durante la primera campaña electoral de José Vicente Rangel (1973). Para este entonces, ya figuraba como uno de los principales compositores y cantantes populares no sólo del país sino de Latinoamérica.

Desde 1973 hasta la fecha de su muerte, grabó 13 discos de larga duración y participa en numerosos festivales en toda América Latina. Entre las canciones más conocidas de Alí se encuentran Paraguaná paraguanera, José Leonardo, Casas de cartón, Cruz Salmerón Acosta, Reverón, Flora y Ceferino y Canción mansa para un pueblo bravo (tema musical de la película del mismo nombre).

Su muerte se produjo el 16 de febrero de 1985 en un lamentable accidente automovilístico, ocurrido en la Autopista Valle-Coche. Vale destacar que para mucho de sus seguidores el fallecimiento de Alí Primera, fue obra de un atentando orquestado en su contra por parte de enemigos políticos, hecho que sin embargo, nunca se demostró.

domingo, 29 de mayo de 2011

Alexis Sánchez el asesino de Yumare

Por:Adolfo Alcalá

Debido quizás a la avalancha de informaciones de los últimos días ha  pasado desapercibido en los medios de comunicación del Estado un hecho histórico que reivindica la lucha por el respeto a los derechos humanos en Venezuela, como fue la acusación que logró el Ministerio Público de la República Bolivariana de Venezuela en  contra el general retirado del ejército Alexis Sánchez, coautor de la masacre de Yumare, estado Yaracuy  donde en 1986  fueron asesinados  nueve dirigentes sociales acusados de guerrilleros.

La medida  lograda hace pocos días adquiere mayor relevancia si se toma en  consideración que este  militar, a quien le fue impuesta una pena de trece años de prisión por homicidio  calificado cometido con alevosía y motivos innobles, admitió haber participado en los hechos que se le imputan, lo que seguramente permitirá  ir resolviendo   una madeja de crímenes que se cometieron durante las décadas de sesenta, setenta y ochenta que enlutaron a miles de familias en todo el país.

Llegar siquiera  a  la  investigación de éste y otros casos  no hubiera  sido posible sin el empeño y la voluntad que ha puesto la actual fiscal general de la República, Lusa Ortega Díaz, quien en varias oportunidades ha declarado ante los medios de comunicación  que los familiares de las víctimas tenían miedo de denunciar y pedir información al respecto porque lamentablemente  estaba montada toda  una estructura del terror  que los intimidaba ,los amenazaba e institucionalizaba la impunidad.

Hay que reconocer que el Ministerio Público ha mostrado un gran interés en resolver los casos de tortura y violación a los derechos humanos que se cometieron, no sólo en Yumare, sino también en Cantaura, El Amparo, El Caracazo  y otros que por mucho tiempo permanecieron archivados,  y sin que nadie se atreviera a investigar como ahora se está haciendo. La misma fiscal  Luisa Ortega Díaz, ha convocado a reuniones permanente  con los familiares de las víctimas, e incluso creó la Oficina especial para investigar los crímenes de la IV República,
Hasta el momento el MP cuenta con  una lista de  mil 188 personas que fallecieron en diferentes hechos de violencia durante la IV República , entre los que se encuentran Alfredo Caicedo, Nelson  Martín Castellano, Luis Guzmán, José Silva, Ronal Morao Salgado, Dilia Rojas, Simón Romero Madrid, Pedro Jiménez García y Rafael  Quevedo, todos asesinados en Yumare.
Por este caso cursa la extradición del comisario del terror  Henry López Sisco, y además fueron sentenciados, junto a Alexis Sánchez, los funcionarios de la Disip, Oswaldo Ramos, Eugenio Creassola, Freddy Grangger, William Prado, Raúl Fernández, Adan Quero y Hernán Vega. 

martes, 24 de mayo de 2011

2.000 ex guerrilleros venezolanos se integran al polo patriotico

Ex combatientes guerrilleros de toda Venezuela se reencontraron el sábado 14 de mayo en Portuguesa


Rodríguez Araque (der), en su época de guerrillero, junto a Douglas Bravo (izq).
 Ex combatientes guerrilleros de toda Venezuela se reencontraron este sábado en Portuguesa para definir estrategias organizativas y participar activamente en la conformación del Polo Patriótico.
El evento que se desarrolló en el municipio Agua Blanca reunió a unos 2.000 excombatientes que hace más de 40 años se alzaron en armas y se atrincheraron en las montañas para luchar por la liberación y soberanía nacional.
Fernando Soto Rojas, actual presidente de la Asamblea Nacional (AN), indicó que el propósito de este reencuentro es reagrupar a las fuerzas progresistas del país en una alternativa política que respalde el proyecto revolucionario y se active como un cuerpo orgánico eficiente, de cara a la reelección del presidente de la República, Hugo Chávez.
Argumentó que los ex combatientes son ejemplo de lucha y han perseverado durante las últimas tres coyunturas políticas del país (perezjimenismo, puntofijismo y revolución bolivariana) con firmes principios revolucionarios y una honestidad a toda prueba”.
Soto Rojas acotó que “gente como ésta es necesaria en el Polo Patriótico”, instancia que es alternativa para todos los venezolanos de buena voluntad que asumen conscientemente el texto constitucional y la posibilidad que ofrece de construir una sociedad justa, amante de la paz, “una sociedad que no es otra cosa que el socialismo”.
Alí Rodríguez Araque, ex guerrillero y actual ministro de Energía Eléctrica, apuntó que la jornada es parte del proceso que se adelanta para fortalecer la organización de las fuerzas revolucionarias con miras a las elecciones presidenciales de 2012.
“La idea es avanzar en las transformaciones revolucionarias del país, las mismas que por los años 60 muchos de nosotros asumimos y tomamos las armas”, refirió.
Aseveró que, pese a todos los intentos de la derecha de regresar al país a épocas de violencia, la mayoría de los ex combatientes está vinculada a organizaciones comunales y a otras iniciativas del poder popular, impulsando y acompañando el proceso revolucionario en un ambiente pacífico y plenamente democrático.
Durante la instalación del encuentro, el gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo, destacó el saldo organizativo y político que aportará la reunificación de los combatientes, para afianzar y profundizar la Revolución Bolivariana.
“Cada uno de ellos es un patrimonio político y la intención es que puedan activarse en una estructura orgánica que apoye de manera decidida el proyecto revolucionario durante las elecciones de 2012”, explicó.

domingo, 22 de mayo de 2011

Conclusiones de Asamblea de excombatientes guerrillleros en Agua Blanca‏

Agua Blanca 14/05/2011
Al Pueblo de Venezuela.

Ciudadano: Hugo Rafael Chávez Frías, Presidente Comandante de la República Bolivariana de Venezuela.
Ciudadano Vicepresidente: Elías Jaua.
Comandante y Combatiente: Fernando Soto Rojas, Presidente de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.
Comandante y Combatiente: Ali Rodriguez Araque, Ministro de Energía Eléctrica de la República Bolivariana de Venezuela.

Reunidos en  Agua blanca, Estado  Portuguesa, los días 13 y 14 del mes de Mayo, los Revolucionarios Combatientes de los años 60, 70, 80 y 90, colectivo constituido por  campesinos, obreros y estudiantes, militantes de los movimientos sociales, partidos PSUV, PC y grupos de izquierda radical, todos afectos al proceso Bolivariano, asumimos constituirnos como referencia orgánica y  política, para desde lo profundo de la revolución, desde sus instituciones, donde  tenemos una importante y cualitativa representación, asumir  en el escenario que se plantee, la defensa de la Revolución Bolivariana, que encabeza el Presidente: Hugo Rafael Chávez Frías, por ser esta expresión  y  genuina consecuencia de las luchas por el socialismo,  de las cuales somos orfebres históricos, sangre y hueso de su fundamentos, dignamente representados en esta unidad táctica de acción política, que resume  todas las formas de luchas empleadas en la historia contemporánea de Venezuela, desde la tomas de las armas hasta lo estrictamente diplomático.
Una concepción socialista de sociedad donde los componentes que rijan la vida social deben estar  mediados por la solidaridad, la igualdad, el bien común, la preeminencia de los derechos humanos, el amor, el respeto por la vida y el desarrollo de la vida de los demás, elementos estos que marcarían la diferencia entre los modos de relaciones entre los habitantes de una sociedad tradicional capitalista y una sociedad de carácter socialista que estamos empeñados en construir.
En el ideario del socialismo, el problema de la represión policial, es preocupante, porque nos encontramos con una policía irrespetuosa, que salta por encima de los procedimientos establecidos y que en ciertos casos aniquila al perseguido, al investigado o simplemente al sospechoso, construyendo luego un verdadero laboratorio de montajes para justificar ante la opinión pública sus actuaciones contrarias a  la ley y a la justicia, inaceptables situaciones que aun hoy, se traducen en flagrantes violaciones  a la legalidad  y a los derechos humanos. Tal concepción represiva nos ha llevado a la constitución  de un verdadero Estado Policial, contrario a un Estado Constitucional y de Derechos Humanos, lo que es más contrario a una Concepción socialista de sociedad.
Este esfuerzo político de carácter amplio, se enmarca en las convicciones de los revolucionarios comprometidos en la construcción de la nueva sociedad, preocupados por los combatientes que sufren penurias sociales y  por los que en el infortunio de la Muerte heroica por sus ideales, no se les ha hecho justicia, siendo que como revolucionarios, son parte aun hoy en la memoria, de los forjadores del actual proceso y en consecuencia solicitamos, al ser uno de los elementos fundamentales de esta iniciativa, se les haga el debido reconocimiento y reivindicación, se les ayude por justo merecimiento.
Consientes de las complejidades que se incorporan a las ya existentes, en un contexto mediado por fenómenos naturales y una derecha que aprieta sus fauces,  en las carencias y el peso de todo ejercicio del Gobierno,  a pesar de los aciertos innegables en obras de infraestructura y lo social ,hemos considerado la pertinencia desde la humildad y la ponderación,   plantear algunos aspectos y recomendaciones, que abarcan el quehacer político y social, proponiendo entre otros tópicos, emprendimientos socioproductivos, considerados de orden estratégico,  asumiendo esta unidad revolucionaria, como elemento contralor  en lo moral y protagónico en lo político, con la participación activa y  militante en el Polo Patriótico, a cuyo responsables pedimos una interlocución válida, para nuestra incorporación en dicha instancia, seguros del aporte para la consecución de una resonante victoria sobre los adversarios de clase. 


Resoluciones de los conversatorios, de la convención:
Premisas de acción política
1-    Apoyar el liderazgo del Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.
2-    Constituirnos dentro del proceso, como referente moral y político, denominado: Movimiento Nacional revolucionario de combatientes por el Socialismo.
3-    Que la presente misiva declara nuestra disposición a incorporarnos al Polo Patriótico, siendo los interlocutores de enlace, los comandantes: Falcón  y Magolla.
4-    Coadyuvar militantemente en toda acción del Gobierno Bolivariano, muy especialmente de los Alcaldes y Gobernadores.
5-    Hacer prevalecer la Unidad Sobre las diferencias, en diversidad y complementariedad, impidiendo que estas sean excusas, para no abordar el trabajo de acción política.
6-    Fomento de la formación técnica e ideológica, Mediante programas de certificación y nivelación académica de saberes populares, bajo la modalidad de Programas de Estudios Abiertos, mediante Comunidades de investigación de niveles  medio y universitario.
7-    Ratificar el antiimperialismo del ideario Bolivariano, condenando las agresiones  de los EEUU y la naciones Europeas en contra de Afganistán, Irak y libia.
8-    Exigir respuesta e investigación a la ola de asesinatos de dirigentes campesinos y populares.
9-    Hacer un exhaustivo análisis sobre el papel desempeñado por los cuerpos de seguridad del estado en la represión del movimiento popular revolucionario.
10- Condenar la entrega del camarada Joaquín Pérez Becerra, al Gobierno Colombiano, obviando procedimientos y tratados internacionales que le favorecían, Pedimos se revise exhaustivamente el caso y se rectifique.

Acciones para la reivindicación de la memoria histórica del proceso revolucionario Venezolano.
a)    La incorporación del acerbo histórico de los combatientes, como elemento constitutivo en el aporte de valores, filosófico y políticos, referidos a la confrontación entre capitalismo versus socialismo y el antiimperialismo, como correlatos fundamentales del pensamiento Bolivariano y latino Americano.
b)    Crear comisiones para la búsqueda de los desaparecidos durante la lucha guerrillera y política, de las décadas reseñadas.
c)    Tomar las experiencias de los combatientes de los años 60,70,80. Y 90 como elementos de estudio en la formación ideológica, de las nuevas generaciones de revolucionarios.
d)    Exhortar a las comisiones  de la Asamblea Nacional, a las que corresponden los tópicos: Historia y cultura, para que se investigue y diga la verdad sobre la tortura, Masacres, desapariciones y asesinato de revolucionarios en Venezuela, durante el Puntofijismo, así como la apertura de las investigaciones penales que se deriven de las revelaciones de dichos hechos.
e)    Propiciar la edición de libros y documentos sobre la lucha de los combatientes revolucionarios en Venezuela y su iconografía. 


Dignificar a los sobrevivientes y las bases de apoyo de la guerrilla histórica venezolana y de los combatientes en general, para lo cual proponemos:
1-    Pensionarles por incapacidad y Vejes según sea el caso
2-    Incluirles en los planes nacionales de vivienda.
3-    Incorporarle a los planes socioproductivos propuestos.
4-    A los campesinos, priorizarles en los créditos, incentivos etc


Preparar al pais para l resistência  popular prolongada.
1-    La milicia popular y campesina debe tener una doctrina ideológica y militar que les identifique como pueblo en armas.
2-    conformación de escuadras milicianas con autonomía de armamento y relación de no dependencia Del ejercito regular
3-    involucrar a las organizaciones revolucionarias como elemento de garantía de entrenamiento, para la resistencia armada y popular.
4-    Los consejos comunales son la unidad territorial para la planificación participativa en los planes de entrenamientos de milicianos
5-    Todos los Venezolanos deben aprender el uso de armas de Guerra como elemento Disuasivo para cualquier enemigo interno o externo
6-    Elaboración de una doctrina adaptada a la realidad Venezolana para la guerra prolongada

Organización social de la producción e incorporación de los combatientes en estos procesos.
En el marco de las acciones dirigidas por el gobierno Bolivariano al sector primario de la producción, proponemos (Anexos)  los siguientes posibilidades y metodologías de desarrollo enmarcados en los planes y objetivos  de la Nación, en estricto apego a la idiosincrasia de nuestro pueblo.

1-    Sistema Estratégico de Redes Campesinas Activas (SERCA)

2-    Corredor Ecológico- Social del flanco sur andino (CESOFLASA)

3-    Sistema Productivo: Gran Conuco Bolivariano.

  El Problema de los organismos de seguridad del Estado.
A  todo evento creemos imponderable considerar y ponderar:
1-    que nuestro Estado indistintamente de la transición, no ha asumido los mecanismo y planes necesarios que corrijan y pongan frenos a los desmanes de organismos, que fueron concebidos pare la preservación de los privilegios de una pequeña parte de la sociedad.  
2-    Asumir además de las asistencias jurídicas y sociales de reinserción del delincuente, una asistencia económica de las familias con posibilidades de ser sustraídas de ambientes socioeconómicos, no compatibles con el buen vivir, por ser el diferencial social un elemento fundamental en la generación de conductas delictivas.
3-    Proponer cambiar la concepción eminentemente represiva que se tiene como solución al problema delictivo y enfocarse en planes de seguridad que tengan carácter y sentido socialista.
4-     Planes de seguridad que acojan una concepción socialista, y que conlleven a hacia una administración de justicia con rostro humano, integradora, que le de tratamiento al problema delictivo de manera integral.
5-     Tratar el problema delictivo antes, durante y después, lo que se traduce de la siguiente manera antes con el seguimiento,  control y tratamiento social del ciudadano en estado de peligro o propenso a delinquir en el seno de su comunidad, lo que conllevaría a su asistencia integral y a su familia. 
6-    Tratamiento, control y evaluación del penado que ha delinquido y el desarrollo de planes para su reinserción y redención y el después que sería el tratamiento social a el reinsertado y a su familia para que nos subsistan las condiciones que lo llevaron a delinquir.
7-    Así mismo proponemos que ese cambio de concepción en los planes de seguridad del Estado, conlleve a un cambio  en la conformación de los cuerpos policiales y del perfil del policía y de los demás órganos que integran el sistema de administración de Justicia.            
Asumir los considerandos, nos conduciría hacia un cambio en la concepción ideológica del policía,  es decir, un policía con profundos valores socialistas, lo cual resolvería la grave crisis moral que sacude las instituciones policiales,  poniendo coto así a una policía, exterminadora, corrupta, y que se coloca a espalda de su pueblo.

viernes, 13 de mayo de 2011

FABRICIO OJEDA, PERIODISTA Y LUCHADOR POR LA PAZ...

Fabricio Ojeda 1929-1966 Periodista y guerrillero venezolano nacido en Boconó el día 6 de febrero de 1929 y asesinado [«suicidado»] en Caracas, en los calabozos del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) el 21 de junio de 1966.

Periodista de La Calle, El Heraldo y El Nacional, representando a la Unión Republicana Democrática URD, alcanzó gran protagonismo en 1958 como Presidente de la Junta Patriótica (singular movimiento integrador nacional por encima de intereses particulares e ideológicos) que logró terminar política y militarmente con la dictadura que el teniente coronel Marcos Pérez Jiménez había establecido en Venezuela al asumir la Presidencia de la República en diciembre de 1952, y que supuso su derrocamiento por parte de las Fuerzas Armadas y su huida en el avión Vaca Sagrada hacia la República Dominicana el 23 de enero de 1958. Fabricio Ojeda realizó entonces la primera alocución pública tras producirse el vacío de poder, llamando a la tranquilidad patriótica: «Este no es el momento de la venganza.» Tres días antes, el 20 de enero de 1958, ya se había producido el «pacto de Nueva York» [en presencia de Maurice Bergbaum, jefe de Asuntos Latinoamericanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos del Norte de América] entre Rómulo Betancourt (de la socialdemócrata Acción Democrática AD), Rafael Caldera (del socialcristiano Comité de Organización Política Electoral Independiente COPEI) y Jóvito Villalba (de la nacionalista Unión Republicana Democrática URD), por el que los representantes de estos tres partidos sellaban su solidaridad frente a la tiranía militar de Pérez Jiménez, pero marginando, de paso, al también opositor Partido Comunista de Venezuela. Acuerdo reafirmado el 31 de octubre de 1958 en el «pacto de Punto Fijo» –nombre de la residencia de Rafael Caldera– cuando se comprometieron a respetar el resultado electoral y establecer un gobierno de unidad nacional (segundo pacto del que expresamente se orilló al Partido Comunista de Venezuela, pese a que había formado parte de la Junta Patriótica). En las elecciones generales de 1958, de las que resultó elegido presidente Rómulo Betancourt (1959-1964), fue elegido Fabricio Ojeda diputado, de la URD, al Congreso Nacional, por el Distrito Federal. Se cumplió el pacto de Punto Fijo, el gabinete Betancourt lo formaron adecos, copeyanos y urredistas, y el tripartito se repartió entre su militancia cargos y gobernaciones... hasta que la URD se retiró del gobierno y del pacto en 1962, año en el que surgen las primeras guerrillas organizadas de Venezuela en el siglo XX, inspiradas por el ejemplo triunfante de la revolución cubana. Fabricio Ojeda, maestro, periodista y diputado, estudioso de la independencia de Cuba y admirador de la revolución cubana (que conoció directamente en sus primeros meses, al residir un tiempo en Cuba en 1960), renunció a sus cargos en 1962 y se unió a las guerrillas. Ese mismo año de 1962 apareció publicado en La Habana su libro Presencia revolucionaria de Martí. Se hizo famosa su carta de renuncia como diputado, de 30 de junio de 1962.
Fabricio Ojeda fue uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional FALN, constituidas formalmente el 1º de enero de 1963 (al agruparse el Frente José Leonardo Chirinos –Douglas Bravo, Elías Manuitt Camero–, el Movimiento 2 de Junio –comandante Manuel Ponte Rodríguez, capitán Pedro Medina Silva–, la Unión Cívico Militar –teniente coronel Juan de Dios Moncada Vidal, comandante Manuel Azuaje–, el Movimiento 4 de Mayo –capitán Jesús Teodoro Molina, comandante Pedro Vargas Castellón– y el Comando Nacional de Guerrilla). En las guerrillas llegó a obtener el grado de comandante y presidió el Frente de Liberación Nacional FLN en el distrito Argimiro Gabaldón. Detenido fue sentenciado por un Consejo de Guerra a 18 años de presidio por Rebelión Militar. Pero recluido en la cárcel de Trujillo logró fugarse en compañía de otros compañeros. Apresado de nuevo en junio de 1966 en Caracas, fue asesinado cuatro días después (aunque en la versión oficial se aseguró suicidio). En febrero de 1967 apareció en La Habana el primer número de la revista Pensamiento Crítico, que se convirtió en aquellos años en uno de los instrumentos doctrinales en la expansión de la revolución latinoamericana, y los responsables de la agitprop cubana escogieron sendos textos de guerrilleros muertos el año anterior (el sacerdote guerrillero colombianoCamilo Torres Restrepo en febrero de 1966, y el periodista guerrillero venezolano Fabricio Ojeda en junio de 1966) para inaugurar aquella significativa revista. Así se le presentaba entonces: «Fabricio Ojeda. Apareció en la vida política nacional venezolana como presidente de la Junta Patriótica que derrocó a Pérez Jiménez en 1958. Fue diputado de la URD en las elecciones de ese mismo año. Vino a Cuba en 1960 y permaneció algún tiempo entre nosotros. Se incorporó al movimiento guerrillero en 1962, siendo detenido pocos meses después de haberlo hecho. Posteriormente se fugó de la cárcel. Murió en julio de 1966, asesinado por miembros de los cuerpos represivos del régimen de Raúl Leoni. Ostentaba, al morir, el cargo de Presidente de la Comandancia FLN-FALN.» (Pensamiento Crítico, La Habana, nº 1, febrero de 1967, pág. 158.) El 16 de abril de 1967 un suplemento especial de la revista Tricontinental publicaba el famoso mensaje de Ernesto Che Guevara (que organizaba entonces en secreto la guerrilla en Bolivia): «Crear dos, tres... muchos Viet-Nam, es la consigna», en el que puede leerse: «En el marco de esa lucha de alcance continental, las que actualmente se sostienen en forma activa son sólo episodios, pero ya han dado los mártires que figurarán en la historia americana como entregando su cuota de sangre necesaria en esta última etapa de la lucha por la libertad plena del hombre. Allí figurarán los nombres del Comandante Turcios Lima, del cura Camilo Torres, del Comandante Fabricio Ojeda, de los Comandantes Lobatón y Luis de la Puente Uceda, figuras principalísimas en los movimientos revolucionarios de Guatemala, Colombia, Venezuela y Perú.» El recuerdo de la figura de Fabricio Ojeda se ha visto potenciado en Venezuela en los primeros años del siglo XXI, consecuencia en buena medida del acercamiento de la revolución democrática bolivariana de Hugo Chávez a la revolución cubana (puede verse «Venezuela y Chávez, la constitución y el crucifijo», en El Catoblepas, nº 3, mayo 2002). Así, el viernes 17 de mayo de 2002, poco después de la intentona socialdemócrata y socialcristiana contra el presidente constitucional Hugo Chávez, el periódico La Jornada de México podía publicar orgulloso la siguiente noticia, magnífico ejemplo de la presencia que mantiene el recuerdo de Fabricio Ojeda cuarenta años después: «Reconocen la veraz cobertura informativa del diario durante el frustrado golpe. Catorce organizaciones venezolanas otorgan el galardón Fabricio Ojeda a La Jornada. El premio fue entregado por el embajador de ese país en México, Lino Martínez Salazar. Catorce organizaciones de venezolanos ubicadas en distintos países de América Latina otorgaron ayer a esta casa editorial el reconocimiento Periodismo veraz: Fabricio Ojeda, por la información difundida durante el mes de abril en torno al golpe de Estado en contra del gobierno de Hugo Chávez. El embajador de Venezuela en México, Lino Martínez Salazar, entregó el galardón y destacó que el nombre de Fabricio Ojeda es emblemático en su país, ya que fue un héroe de la lucha en contra de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y posteriormente trabajó en contra del engaño que se estaba haciendo al pueblo venezolano cuando, a la caída del dictador, los principales partidos políticos firmaron un acuerdo para apoyarse en el ejercicio de gobierno y no rendir cuentas ante la ciudadanía. Tal situación agudizó las luchas políticas y sociales en Venezuela, al extremo de hacer surgir un movimiento guerrillero urbano y rural. Fabricio Ojeda fue presidente de la Junta Patriótica, órgano de unidad del pueblo para derrocar la dictadura, y más tarde abandonó el partido de la Unión Republicana Democrática –una de las organizaciones involucradas en el pacto– para unirse a la guerrilla. Cayó preso y poco tiempo después apareció muerto. El gobierno dijo que se había suicidado, pero eso era inconcebible debido a sus ideales. La población nunca creyó el cuento del suicidio de Fabricio y éste pasó a ser un símbolo de las luchas del pueblo venezolano, refirió el embajador, al destacar la importancia de que este reconocimiento se haya entregado a La Jornada. [...] El reconocimiento Fabricio Ojeda está signado por el Comité Simón Bolívar, la Red de Amigos de Venezuela y el diputado a la Asamblea Nacional, Israel Sotillo, aunque cuenta con el apoyo de otras 12 agrupaciones.» El viernes 18 de junio de 2004 la Contraloría General de la República de Venezuela difunde la siguiente nota de prensa, en la que anuncia el acto previsto para el día del aniversario del asesinato de Fabricio Ojeda, convertido en símbolo de las inmejorables relaciones del momento entre la Venezuela de Hugo Chávez y la Cuba de Fidel Castro: «Reedición de la obra de Fabricio Ojeda. Presencia Revolucionaria de Martí. A través de esta reedición se rinde homenaje no sólo a José Martí, sino también a Ojeda, pues si algo los une es que ambos fueron consecuentes hasta el final, como hombres auténticos de palabras y acción. Este lunes 21 de junio a las 11 de la mañana se realizará la presentación de la reedición del libro Presencia Revolucionaria de Martí del periodista Fabricio Ojeda, en la Casa José Martí, ubicada en la parroquia Altagracia, de Veroes a Jesuitas. El acto contará con la presencia del Contralor General de la República Bolivariana de Venezuela, Clodosbaldo Russián, quien escribió el prólogo de la publicación. Dicha reedición está a cargo del Instituto de Altos Estudios de Control Fiscal y Auditoría de Estado, Fundación Gumersindo Torres (COFAE), institución auspiciada y dirigida por la Contraloría General de la República. La obra forma parte de la colección Buen Ciudadano, una acción editorial enmarcada también en la misión de promover el fortalecimiento del Poder Ciudadano, a partir de una sólida conciencia crítica fundada en la educación y la cultura. Apóstol de la causa popular. Fabricio Ojeda, comunicador social venezolano autor del libro, fue en vida un activo dirigente político y luchador social comprometido con la igualdad y la justicia entre los seres humanos. A través de su obra Presencia Revolucionaria de Martí 'nos deja a Martí en toda su extensión humana, la cual va desgranando sin prisa, en el entendido de dejarle a las nuevas generaciones el conocimiento de un líder revolucionario, siempre presente y al frente en las batallas que emprenden los pueblos oprimidos de la tierra'. A través de esta reedición se rinde homenaje no sólo a José Martí, sino también a Ojeda, pues si algo los une es que ambos fueron consecuentes hasta el final, como hombres auténticos de palabras y acción.» 

miércoles, 11 de mayo de 2011

“Somos la vida y la alegría, en tremenda lucha contra la tristeza y la muerte”




ARGIMIRO GABALDÓN MÁRQUEZ COMANDANTE (FALN) "CARACHE"


Por EDGAR GABALDÓN MÁRQUEZ


Argimiro Enrique de la Santísimia Trinidad Gabaldón Márquez, según la tradición que seguía su abuela, doña Amelia Iragorri de Gabaldón, fuel el nombre dado a Argimiro Gabaldón Márquez (sus hermanos también llevan ese añadido invocatorio de las Tres Divinas Personas), hijo del General José Rafael Gabaldón Iragorri y de Doña Teresa Márquez Carrasqueño, nació en la casa de la hacienda Santo Cristo, situada hoy a cinco minutos de Biscucuy por carretera pavimentada, el 15 de Julio de 1919; su padre mismo fue quien lo parteó pues no se pudo hallar, en aquel momento grave, a ninguna otra persona que asistiera a la madre. A los cuatro meses de nacido estuvo de muerte, y de nuevo su padre lo ganó para la vida, aplicándole un remedio casero, de modo que cuando el médico llegó le dijo: Tú lo has salvado, José, eso era lo que había que hacer.


Junto con su hermano Edgar menor un año y medio, Chimiro, según el nombre familiar, inició sus estudios primarios en la casa de la hacienda con Don Arturo Simonet, un preceptor que vino a compartir con la familia el pan de cada día: la cartilla y los libros de lectura que se usaron, con imborrable recuerdo son los escritos por el maestro José Martí, el Libertador de Cuba, y firmados con el nombre de su suegro, el seño Luis F, Mantilla. Allí continuó una educación que había empezado precozmente, porque Chimiro fue de una inteligencia temprana, con ayuda de los trabajadores de la hacienda, los peones, como se les decía, quienes sentían por el una especial preferencia y debilidad, y lo ponían al corriente de las cosas de la vida, de todas son excluir ninguna, y en particular del arte de pensar, pues fueron estos peones, tocuyanos las mas de las veces quienes le estimularon el valor belicoso desde siempre sin ser ni agresiva ni torcida por la mala intención; se esmeraban en enseñarle a jugar garrote, esa esgrima que es una escuela de coraje y de malicia y para ello le cortaban garrotitos de guayabo y de vera, pero jamás le dijeron que el machete, filoso y cortante no fuera instrumento de trabajo.


El aprendizaje de sus peones y amigos se impuso en Chimiro por sobre el papel impreso, y ello era así porque él les preguntaba las cosas y prefería atenerse al dato de aquellos hombres sencillos, en cuanto a lo que el libro de lectura no le pareciese bastante verdadero; del libro de Mantilla-Martí se le grabó hondamente la lectura aquella del pájaro prisionero, y decía: Mira aquí dice: Di libertad al pájaro que gozoso saltó a su nido. Ese mismo escrito, más adelante decía; tendamos siempre la mano al necesitado, consolemos al atribulado, socorramos al desvalido y tratando de hacer felices a los otros, nos haremos felices a nosotros mismos; Chimiro, enseñado a ver las cosas como ellas son de veras, precozmente y sobre todos por los peones y otras gentes mayores a quienes les hacía gracia su preguntar lleno de ataques a la respuesta, que no le sonaba sincera y exacta, se hizo crítico hasta exagerar, pero optó por burlarse con cuchufletas y chistes de lo que fuere, disfraz escondite de la verdad. Así se jugaban con él los peones, como en el juego del garrote y le decían ¡no es verdad!. Chimiro, que el chorrosco muerde? Y él contestaba: ¡Acaso no lo vi yo, el chorrosco no muerde. El chorrosco es un chupapiedra, no tiene dientes, no seas tonto, indio Fabián!. El indio, sonreído, comprobaba que el niño, listo se había desentendido de un “amago” a su sagacidad.


En unas líneas breves es difícil mostrar cómo la enseñanza de los libros y la de la vida, se fundieron bajo el signo de una visión sin trabas que hubo que llevar a Chimiro a ser matemático, dibujante, pintor, maestro analfabetista, profesor de liceo, buscador de la cifra exacta que hay que descubrir en el problema, y del trazo fiel que hay que seguir en el rostro de las cosas y de las personas. Los peones tocuyanos enseñándole a jugar garrote le despertaron además, el sentido del coraje, con cuentos de héroes populares, y con las historias de las pequeñas e ignoradas proezas de trabajo, de la cacería, de las peleas entre hombres que suelen parar en lo que ellos llaman a su modo, el desgraciarse, el tener que matar a un compañero de faena, por causa de la mala bebida y de alguna palabra mal usada.


Con su hermano Edgar formaba Chimiro la típica pareja de los hermanos perones, que no pueden vivir sino juntos, pero en constante juego de garrote. En 1929 se empezaron los estudios formales, en la escuela pública, que dirigía en Biscucuy, el gran maestro Guillermo Gamarra Marrero, y se continuaron en Barquisimeto con Pastora Pérez Matheus, bella e inolvidable maestra, y Castillo Reyes, José Saer D’Héguert, y se continuaron en el Tocuyo con Pedro Nolasco Medina Rojas y Marcial Herize Ponte, y se continuaron en la ciudad de Trujillo con el maestro Lomelli Rosario, hasta terminarse en el año 1935, vino después el Bachillerato, empezado en la ciudad de Trujillo con diversos profesores, entre los cuales se destaca el formador de hombres Neptalí Valera Hurtado, y continuado en Barquisimeto y El Tocuyo, con ayuda entre otros de los profesores Roberto Montesinos y Elías Lozada Orihuela (exDirector del Liceo Andrés Bello, quien lo expulsó de ese Instituto por co-dirigir un movimiento huelgario organizado por la Federación de Estudiantes, FEV en 1938); el diploma de Bachiller lo obtuvo en 1939, con una Tesis titulada: La Filosofía de Demócrito.


Chimiro fue deportista destacado: jugador de béisbol, como pitcher fue formidable; jugador de tenis; pasable; nadador a la antigua; pescador y cazador; excursionista incansable, llegó a conocerse no sólo la hacienda, paso a paso, sino los alrededores de Barquisimeto, de Trujillo, de El Tocuyo; pero su mejor deporte fue el coraje; jamás perdió una pelea a puños, desde muy pequeño, nunca supo lo que era el miedo ni el titubeo para calcular los resultados de una refriega; las ciencias naturales de oposición y conoció bien las plantas y las bestias de los lugares donde vivió; la tradición revolucionaria de su padre se encarnó mejor en él que en ningún otro de sus hermanos y hermanas, y por eso desde niño vivió en el mundo de los héroes como Bolívar, San Martín, Martí, Pancho Villa y Lenín. El Capitán Antonio Pérez, el héroe del combate de Guanare, el de la famosa carga al machete, que fue un estrataguema de su padre, el General Gabaldón para ganar a gritos una pelea que estaba perdida por la sopresa lograda por el enemigo, el General Baldó (estos son hechos del alzamiento del General Gabaldón contra el gobierno de Juan Vicente Gómez) fue aquella carga al machete imaginaria, pero que se le contaban como verdadera, la que más lo electrizaba el Capitán Pérez, indio Trujillano con 20 peones de El Tocuyo simularon un ataque a machete gritando: ¡A la carga, Tocuyano al machete!. Estas seis palabras dichas con voces fuertes, derrotaron al General Baldó, sin necesidad de que el filo de aquellos instrumentos de trabajo y de pelea cortaran cabeza alguna; solo el valor del tocuyano sembró pánico y el brillo de los aceros no hizo sino callas la bala de fusil que huía.


Cuando Chimiro llegó a El Tocuyo y todas las veces que en esa noble ciudad de vivir, su anhelo era estar con el pueblo sin despreciar a nadie, por supuesto, fue su bondad oculta detrás de frases chistosas y burlonas, tenía que ser frenada porque desde temprano supo cuáles eran las raíces del mal entre la gente; Chimiro se hizo comunista en El Tocuyo, donde el Partido Comunista de Venezuela nació en 1934, probablemente en donde se organizó permanentemente en 1938; allí fue iniciado en sus células clandestinas en 1938, época de López Contreras 1936-1941, a las márgenes del Río Tocuyo, sobre un bancal de arena, en ceremonia que se simuló, juró fidelidad al partido, allí empeñó su palabra para siempre pero aún no era sino un vislumbrador de la revolución, sus lecturas eran escasas porque estaban prohibidos los libros del comunismo, y cada texto hallado era un tesoro, sus mejores lecturas de entonces, fueron los extractos de citas doctrinarias del comunismo que aparecían en una denuncia vibrante que publicaba la Esfera, de Ramón David León, en una serie de artículos llamados: Hay o no hay comunismo en Venezuela.


Con Chimiro se enlaza la tradición revolucionaria primitiva de alzamientos militares al antiguo estilo caudillesco que aprendió del ejemplo de sus padres, uno de los últimos caudillos de Venezuela que ha evolucionado el mismo del concepto heredado a uno más moderno, que sin ser comunista es más genuinamente democrático que el que dicen preconizar aquellos políticos que hacen de ésta una profesión y un lucro disfrazándose de “servidores” de la cosa pública, jefes de partidos, señores de componendas y maniobras, que juegan con los destinos de su pueblo, para beneficio propio. Chimiro se formó él mismo, en dura pelea ideológica; con amigos y conocidos y con los libros, porque era un polemista agudo terrible; con una mirada que jamás perdió de vista el meollo de la verdadera realidad porque no tenía miedo de luchar por sus ideas.
ARGIMIRO GABALDÓN ¡PRESENTE!
Los años pasan y la memoria queda. Vivo está el pensamiento y acción de hombres y mujeres que arriesgaron todo por sus ideales. Por ello en las páginas de la historia escritas con amor, sangre y sudor de un pueblo está la poesía de Argimiro Gabaldón. Y de allí la decisión unánime de los concejales que integran el cabildo del Municipio Morán, Estado Lara, de celebrar un Sesión Especial para conmemorar el natalicio de este portugueseño, revolucionario integral, ejemplo de dignidad, entrega y coraje.
Argimiro Enrique de la Santísima Trinidad Gabaldón Márquez, nació en Santo Cristo, caserío adyacente a Biscucuy el 15 de Julio de 1919. Hijo de María Teresa Márquez y del General José Rafael Gabaldón , jefe de la revolución del año 1929, conocida como la GABALDONERA, que reunió a un grupo de hombres que ase alzaron contra la oprobiosa dictadura de Juan Vicente Gómez.
Argimiro, conocido como el Comandante “CARACHE” fue líder fundamental del movimiento revolucionario de los años 60. Comandó el Frente Guerrillero “Simón Bolívar”. Hombre integral, fogoso y valiente guerrillero, estratega y de un encendido discurso revolucionario. Pintor, poeta, escritor y educador comprometido con los más nobles sentimientos e intereses del pueblo venezolano.“Chimiro” transitó las montañas de Lara, Portuguesa y Trujillo con fusil en mano y mundo de sueños en su morral, en fin un camarada inmortal.
Físicamente muere trágicamente el 13 de diciembre de 1964 en las montañas de Humocaro estado Lara, pero su legado, su compromiso y su poesía siguen presentes en importantes sectores del pueblo que aún buscan redención. Su nombre hoy día distingue instituciones educativas, culturales y políticas. Cada año sus compañeros de lucha y todos los revolucionarios de ayer, hoy y siempre le rinden homenaje para seguir encendiendo la llama de la patria buena. Quienes casi niños iniciamos ideales de transformación encontramos como referencia el legado de la rebeldía hecha en las manos de los campesinos ,estudiantes e intelectuales que buscaron tomar el cielo por asalto, más allá de los errores y las derrotas que se vivieron.
(LizardoGarcía)


sábado, 7 de mayo de 2011

La canción rota de Yumare
Por: La Chiche Manaure

Hace varios años y varias veces, con la terquedad de la memoria del mes de mayo, Aporrea y la Red Simón Bolívar publicaron esta CANCIÓN ROTA DE YUMARE, con la carga de reclamos que lleva a cuestas. Para l@s camarad@s, mi eterno agradecimiento.
Hoy, la justicia comenzó a desplegar sus alas y ojalá no detenga su vuelo, en aras del respeto al pueblo. Demasiado dolor espera por la luz de la verdad.
Cuando abalearon por primera vez al camarada Braulio Álvarez, compuse y grabé una tonada llamada “CAMPESINO, GIRALUNA”. No podemos perder las ganas de insistencia. Nos lacera el esquivo y el tiempo, ante las infinitas miradas de los mártires de la Ley de Tierras. Intuyo que inauguramos otro tiempo: ¡Bienvenida a la vida, justicia!!!!!!  
      Hay una canción futural que crece en la corteza de los árboles, perforados a balazos, en Yumare. Nació en medio de un holocausto, un 8 de mayo de 1986.  
      Presagiaba a Bolívar con nosotros en la corriente histórica de un pueblo encandilado. Ella me enseñó a regresar de la muerte. A seguir guerreando con el amor a cargas. A cantar desesperada entre las sequías de nuestra conciencia. Ella escribió el mando en común de los sueños despiertos de un continente y del combate por la vida.  
      Cuando rompieron la Canción de la Humanidad en Yumare, los hijos de la cobardía -descendientes de Caín- dirigidos por la DISIP de Porfirio Valera y Henry López Sisco, se sintieron felices de ofrendar, como en el primitivismo, la cuota de martirio popular que a los amos del poder satisface. De alguna forma debían justificar su existencia vil y sanguinaria. Por eso, reeditan en Yumare la masacre de Cantaura. Y después, y era evidente, no pudimos detener la masacre de Febrero del 89. Algo así como acostumbrar a la gente al terror. Como sumar tanto dolor para que te paralices y entregues la libertad a los extractores de la vida. 
      Un festín de torturas y de tormentos inimaginables –mayorales asesinando esclavos- se hizo presente. Octavio Lepage, Ministro de Relaciones Interiores de Jaime Lusinchi, premiaría el trabajo sucio de este ejército de sicópatas al servicio de una democracia ruin y la infamia de un periodismo inmoral, acallando la masacre del pueblo, apoyó con sus “noticias” la versión de los criminales. 
      ¿Cómo olvidar el cómodo silencio de algunos, dizque “revolucionarios”? ¿Cómo olvidar la indefensión de la vida ante un sistema inhumano y adeco que exterminaba la dignidad del pueblo libertador? Y es que el neoliberalismo ya le había clonado el alma a cierta gente y como fantasmas, deambulaban negociando sus “espacios políticos”.
  Una de las pocas voces valientes que se levantó por el  Derecho a la Vida del pueblo, fue la de José Vicente Rangel. Casi  podría decir  que José Vicente era nuestro “paño de lágrimas”. En medio de aquella degradación política y de la cultura de la muerte, José Vicente siempre fue una luz en la oscuridad de la historia secuestrada de Venezuela.
      Cuando rompieron la Canción de la Ternura en Yumare, se hizo un nudo en la garganta de nuestra Patria y las nuevas generaciones deben conocer -para más nunca- lo que ocurrió aquél  8 de Mayo de 1986. Lloramos de amor y de impotencia por Rafael Quevedo, Dilia Rojas, José Caicedo, Pedro Jiménez, Luis Green, Ronald Morao, Simón Romero, Nelson Castellano y José Rosendo. Todos fueron salvajemente torturados y asesinados. Y resistieron -hasta donde el aliento abandona el cuerpo- por el valor que El Libertador les había sembrado en los ojos. Desde entonces Bolívar era considerado el enemigo público, número uno, del imperialismo norteamericano y las y los bolivarianos, sus presas de caza. El resto lo cumplían los gobiernos lacayos y sus aparatos represivos. Ya éramos la chusma que el fascismo arrasaba y la muerte, que los medios tergiversaban o callaban.
      ¡Nos tragamos el llanto pero no hicimos silencio! Un huracán de cantos y de justicia salió al camino a reventar el terror. El Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela –cuando tenía algo  de Alma Mater- fue el escenario donde resumimos una jornada nacional de denuncia ante las atrocidades cometidas.  
      El libro “La Masacre de Yumare” de Raúl Esté y Adán Navas, fue bautizado por el Padre Jesús Gazo y las y los Cantores revolucionarios, acudieron a la cita con sus cantos por la Patria Buena. El esfuerzo hermano se convirtió en el encuentro histórico de la conciencia de nuestro país. Aquél recinto universitario fue abarrotado por gente que saltaba el cerco informativo de los medios neoliberales: conoció la cruda verdad de Yumare. Cantamos por los que nos fueron arrancados pero también por nosotros, por quienes continuábamos combatiendo por la redención de los pueblos y la unidad  frente a la violencia fascista.  
      Cuando rompieron la Canción de la Dignidad en Yumare, nació  otra que se planta frente al olvido. Porque el ser humano vino a cantar su estatura. Por eso, Yumare incomoda, molesta a la impunidad, a las  negociaciones, al “aquí no ha pasado nada”, al caso cerrado… Y nuestros camaradas no se han ido. Estoy segura que esperan con paciencia revolucionaria y bolivariana, el día que la justicia haga justicia por todos. Se que la Canción de la Verdad la cantará el pueblo luchando por esa justicia, porque sólo así seremos merecedores de nuestra herencia histórica. 
¡REABRIR EL CASO YUMARE ES DAR CABIDA A UN VERSO DE LA CANCIÓN PENDIENTE CON LA DIGNIDAD DEL PUEBLO DE SIMÓN BOLÍVAR!
LA CHICHE MANAURE 
chichemanaure@hotmail.com
 

ya estan cayendo...

Condenado a 13 años general por masacre de Yumare

.
  
Prensa Yvke Mundial/Agencias

familiares_de_las_victimas_de_la_masacre_de_yumare.jpg

La investigación del caso se inició luego que el Tribunal 6° de Control admitió la querella interpuesta por familiares de las víctimas/ Foto: Archivo
Noticias y artículos sobre
 
  
 
Ante la contundencia de la acusación presentada por el Ministerio Público, fue condenado a 13 años de prisión el general retirado del Ejército, Alexis Ramón Sánchez Paz, quien admitió su responsabilidad en la llamada Masacre de Yumare, ocurrida el 8 de mayo de 1986.
En la audiencia preliminar los fiscales 48° y 65° nacional, y 14° de la jurisdicción, Zair Mundaray, María Teresa Cortés y Miguel Ángel Gómez, respectivamente, ratificaron la acusación contra el general por concurso real en el delito de homicidio calificado cometido con alevosía y motivos innobles en grado de complicidad correspectiva.
Sánchez Paz admitió su participación en el hecho, motivo por el cual el Tribunal 6° de Control de Yaracuy dictó la sentencia condenatoria.
Adicionalmente, la instancia judicial acordó el arresto domiciliario de Sánchez Paz, quien cumplirá la medida en su residencia ubicada en el estado Aragua. Corresponderá a un tribunal de ejecución determinar el lugar de cumplimiento de la pena.
Durante la denominada Masacre de Yumare, ocurrida en el caserío La Vaca, sector Barlovento de Yaracuy, fallecieron Luís Guzmán, José Silva, Ronald Morao Salgado, Dilia Rojas, Simón Romero Madrid, Pedro Jiménez García, Rafael Quevedo, Nelson Martín Castellanos y Alfredo Caicedo.
Se debe recordar que la investigación del caso se inició luego que el Tribunal 6° de Control de la mencionada jurisdicción admitió la querella interpuesta por los familiares de las víctimas, en junio de 2006.
La acusación contra el general Sánchez Paz, quien era coronel para el momento de los hechos y director de la Escuela del Comando de Operaciones del Ejército, se presentó en agosto de 2009. En esa oportunidad también fueron acusados los ex funcionarios de la extinta Dirección General de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip): Oswaldo Ramos, Eugenio Creassola, Freddy Grangger, William Prado, Raúl Fernández, Adán Quero y Hernán Vega.
En junio de ese mismo año, el Ministerio Público también acusó al comisario jubilado de la Disip, Henry Rafael López Sisco, al tiempo que se pidió iniciar el proceso de extradición, solicitud que fue acordada posteriormente por el Tribunal Supremo de Justicia.