EDITORIAL

LUCHADORES POR LA PAZ

El proceso de independencia de los países latinoamericanos constituye una lucha histórica que se tradujo en un enfrentamiento entre los centros del poder colonial y las nuevas naciones emergidas de los movimientos independentistas que culmina con la derrota de las coronas europeas
Prontamente el dominio europeo es sustituido por el poder del gigante del norte que se apodera de los recién constituidos países americanos, invadiéndolos militarmente, tumbando gobiernos legítimamente y legalmente constituidos, asesinando familias, comunidades, etnias.
Los luchadores contra las colonias europeas devinieron en luchadores contra el imperio gringo y la lucha por la independencia continua a lo largo de los siglos venideros y en la cual obreros, estudiantes, amas de casa, indígenas, campesinos son perseguidos, diezmados, asesinados, torturados, desaparecidos en una lucha desigual y sostenida cuyas consecuencias se traducen en novedosos mecanismos de control económico, político y cultural utilizados por el imperio para perpetuar su poder sobre el continente americano.
Los luchadores del ayer son los mismos luchadores del hoy que se enfrentan a los centros de poder internacional y quienes con su accionar, en las últimas décadas, han permitido el advenimiento de gobiernos populares y revolucionarios en Centroamérica, el Caribe y América Latina para conquistar la soberanía nacional, el sentido de pertenencia, la historia, el desarrollo económico social, la cultura y la independencia como pueblos y como naciones conculcados por el neoliberalismo, la cultura del consumismo y del mercado, la transculturación y el entreguismo.
En Venezuela los luchadores de ayer como El Negro Miguel, José María España, El zambo Andresote, Simón Bolívar, Francisco de Miranda, Antonio José de Sucre, Luisa Cáceres de Arismendi, Ezequiel Zamora, y otros proceres que ofrendaron su vida por una la independencia política como nación dejaron su legado revolucionario en hombres como Fabricio Ojeda, El Chema Saher, Toribio García, Livia Gouvernier, Argimiro Gabaldón, Luis Hernández, Ramoncito París Aldana, Carmelo Mendoza, Lourdes Delgado y muchos otros héroes revolucionarios y a un pueblo que se enfrentó al imperio y hoy día sufre la amenaza de una derrota de un proceso genuinamente revolucionario, nacido del pueblo y sostenido por el pueblo.
Hay factores que conspiran contra lo genuino del proceso, factores que externamente tratan de desnaturalizar lo autentico del movimiento histórico tratando de imponer esquemas exógenos y sustituir nuestra historia libertaria, nuestros valores revolucionarios por modelos propios de otras realidades, que aunque admirables, como lo es la Revolución Cubana, su contexto histórico es diferente a nuestra experiencia transformadora.

El 27 de noviembre del año 2009 se celebró en Cabudare, en los predios Santa Rita, de la zona protectora del Rio Turbio, el “Ier. Encuentro de Luchadores por la Paz”, evento en el que se reunieron combatientes de los años 60, 70 y 80 de los diferentes frentes guerrilleros y movimientos revolucionarios que se enfrentaron a los gobiernos títeres de la democracia representativa. Para la invitación al evento se colocaron afiches en tel Estado Lara y se enviaron para todo el país. Se solicitó permiso al Director y al Administrador del C.D.I. , ambos cubanos, de Agua Viva, para colocar varios de dichos afiches en las instalaciones del mismo, lo cual fue rechazado y prohibido por dichos funcionarios, quienes argumentaron que era una propaganda política y estaba prohibido ese tipo de informaciones dentro del local.
Ante dicha prohibición nuestra reacción fue preguntar ¿si la creación de la Misión Barrio adentro no constituye una acción política en el área de la salud, creada por el gobierno revolucionario para eliminar las desigualdades y las injusticias sociales? ¿No es un acto político el acuerdo bilateral entre los gobiernos de Cuba y Venezuela para intercambiar energía por salud, educación, deportes a fin de fortalecer los procesos revolucionarios en ambas naciones? ¿No es un acto político colocar la bandera de la República de Cuba y las fotos de Fidel Castro y El Che Guevara en las instalaciones del CDI?
Los luchadores por la Paz combatieron para construir una Venezuela soberana, justa e igualitaria, humanista y progresista, con una identidad nacional fuerte, con un sentimiento de pertenencia que le diera a nuestra nación un espacio en el mundo. Estos principios deben mantenerse y por lo tanto, cualquier intento por secuestrarlos, mancillarlos o arrancárnoslos será combatido con la misma fuerza con que combatimos al imperio y sus agentes.
Desde estos espacios virtuales y reales recordamos y saludamos a quienes con su esfuerzo, vida y empeño se esforzaron y se esfuerzan por lograr la paz al eliminar la injusticia, la miseria, la opresión, el entreguismo y la subordinación en la sociedad venezolana.