miércoles, 26 de octubre de 2011


Un día como hoy se supo de él por última vez

Andrés Pasquier y Felipe Malaver fueron víctimas del terrorismo de Estado de AD y Copei

Mónica Venegas: Ninguna institución atendía los casos de desaparecidos. (Foto: Archivo).
Yvke Mundial / Correo del Orinoco
La última vez que se supo algo del militante revolucionario Andrés Pasquier fue un día como hoy, hace 45 años. Junto a Felipe Malaver, fue detenido en una alcabala de la Guardia Nacional, entre Acarigua y Guanare. De inmediato fueron trasladados al campamento antiguerrillero de Urica. Allí, según testimonios de testigos fueron torturados permanentemente.
Efraín Labana Cordero -autor del libro TO3 Campamento antiguerruillero- dio fe de que el última día que vio a Pasquier, estaba presente en la celda un juez militar.
“Yo no lo conocía a (Andrés Pasquier), sino a Malaver, pero como lo vi bien y lo pude describir, cuando di mi testimonio se pudo confirmar que se trataba de él”, comentó al Correo del Orinoco.
Paquier y Malaver eran miembros de la Fuerzas de Liberación Nacional que luchaban contra el régimen de Acción Democrática, una organización que desde el Gobierno impulsaba una política de exterminio de sus adversarios alzados en armas, como explicó a este diario el profesor Pedro Pablo Linares.

POLÍTICA DE EXTERMINIO

Linares explicó que la desaparición forzada de los dos revolucionarios respondió a una política de terrorismo de Estado aplicada en Venezuela con la anuencia y participación directa del Departamento de Defensa de Estados Unidos y de la CIA.
Según sus investigaciones, entre 1965 y 1966 hubo una gran operación militar, que tuvo como una de sus acciones ofensivas la desaparición de muchas personas. En ese contexto, explicó, debe entenderse el caso de Felipe Malaver y Andrés Pasquier, y también de su hermano Ramón Pasquier, también secuestrado por cuerpos represivos del régimen de Raúl Leoni, el 26 de noviembre de 1965.
-El gobierno de Acción Democrática presidido por Raúl Leoni es responsable directo del asesinato de los hermanos Pasquier, en tanto que no aparezcan vivos. Hasta ahora son personas desaparecidas y forman parte de la investigación que debe desarrollar la Comisión de la Verdad de la Ley Contra el Olvido, que acaba de aprobar la Asamblea Nacional- señaló Linares.
Estos gobiernos “son responsables directos de los asesinatos ocurridos entonces, porque los presidentes de la República eran los Comandantes en Jefe de las fuerzas militares, y jefes de las policías políticas, municipales, estadales y también de las llamadas bandas armadas de Acción Democrática y Copei”, sentenció tajante.
Agregó que el caso de los hermanos Pasquier forma parte de la lista que se está configurando para las averiguaciones que se inicien con la desclasificación de los archivos de los organismos militares y civiles que tuvieron participación en los hechos de terrorismo de estado de los gobiernos de Raúl Leoni y Rafael Caldera.

FAMILIARES AHORA CUENTAN LA FISCALÍA

Mónica Venegas, quien era la pareja de Andrés Pasquier para el momento en que lo desaparecieron, explicó que la madre del joven militante nunca dejó de buscarlos a él ya su otro hijo, Ramón. Pero tuvo que hacerlo por sus propios medios y sin apoyo de ninguna institución.
Aura Pino Pasquier, sobrina de Andrés Pasquier, confirmó que su abuela “remitió cartas al Presidente Raúl Leoni, a la Fiscalía y al presidente del Congreso para la época y también al Presidente Caldera para plantearle la detención y desaparición de sus hijos, sin obtener respuesta”.
Sin embargo, hace diez años, por fin esa situación cambió para la familia Pasquier y las de las miles de víctimas del Puntofijismo:
“En estos últimos años ya no buscábamos a la gente personalmente, denunciamos en la Fiscalía General de la República y este organismo elaboró los expedientes donde se da fe de las detenciones y posteriores desapariciones”, señaló Venegas,quien también fue perseguida por los gobiernos puntofijistas.
Hoy en día, una comisión especial del Ministerio Público canaliza las denuncias y adelanta las averiguaciones para establecer responsabilidades. La nueva ley para castigar los crímenes de la Cuarta República, aprobada el pasado 18 de octubre, establece penas y reparaciones. Mónica Venegas fue una de las cientos de personas que participaron en su elaboración.

miércoles, 19 de octubre de 2011


Viuda de Alberto Lovera: 
Conocer identidad de desaparecidos entre 1958-1998 debería ser prioridad para comisión de la verdad

Por: Agencia Venezolana de Noticias
 La comisión de la verdad contemplada en el proyecto de Ley para sancionar Crímenes, Desapariciones, Torturas y Violaciones de los Derechos Humanos por Razones Políticas en el período 1958-1998, debería dar prioridad a determinar cuántas personas fueron asesinadas y desaparecidas por los cuerpos de seguridad del Estado durante los gobierno de la cuarta República, señaló María del Mar de Lovera, viuda del dirigente del Partido Comunista de Venezuela, Alberto Lovera.
"Una meta de esta comisión debería ser el determinar cuántas personas desaparecieron y fallecieron, porque creo que son más los desaparecidos de los que se saben. Sería realmente importante que esta comisión dé pasos como ese (conocer la identidad de todas las víctimas)", señaló durante su participación en el programa Contragolpe, transmitido por Venezolana de Televisión.
Indicó que esas acciones dirigidas por los gobiernos de turno, entre los años 60 y 90, "tienen que conocerse completamente porque son parte de la historia". Destacó la importancia que la juventud venezolana conozca sobre esos hechos y "qué pasó en este país".
Asimismo, responsabilizó a los partidos Copei y Acción Democrática de todos los crímenes cometidos contra dirigentes políticos que eran contrarios a sus regímenes gubernamentales. "Era una política de un Estado que se hacía parecer como democrático y era mentira. Eso hay que sacarlo, saberlo, quiénes son los que se hacían llamar demócratas y realmente no lo era", indicó.
El profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Alberto Lovera fue visto con vida por última vez el 17 de octubre de 1965, cuando funcionarios de la antigua Digepol se lo llevaron detenido frente a la Plaza Las Tres Gracias, de acuerdo con las crónicas de entonces.
Lovera era dirigente del PCV, que había sido ilegalizado en 1962 junto a todos los movimientos y partidos de izquierda, durante el Gobierno de Rómulo Betancourt (Acción Democrática).
Diez días después de su detención, el 27 de octubre de 1965, el cuerpo de Lovera flotó en el mar, cerca de una playa en Lecherías, estado Anzoátegui, encadenado y atado a un peso que tenía el propósito de hundirlo para siempre y desaparecerlo. Su rostro y sus manos habían sido desfigurados para evitar el reconocimiento del cadáver de vista o a través de sus huellas digitales.
Por su parte, Alberto Lovera, hijo del dirigente del PCV, abogó por que el "terrorismo de Estado" no se vuelva a instaurar en el país.
"El terrorismo de Estado no puede volver más nunca. No podemos permitir que haya prácticas de terrorismo de Estado. No es un cliché cuando decimos que no volverán. Esto tiene que marcar un hito en la historia del país. Como murió mi papá no parece una cosa de seres humanos por lo cobarde y lo aberrante" destacó.
Aprobada Ley para Sancionar Crímenes y Desapariciones de la IV República


Este martes, la Asamblea Nacional aprobó la Ley para Sancionar los Crímenes, Desapariciones, Torturas y otras Violaciones de los Derechos Humanos por Razones Políticas en el período 1958-1998.

"Al pueblo venezolano que nos oye, se ha sancionado una importante Ley y espero que esto nunca más ocurra en este país", de esta manera el presidente de la Asamblea Nacional, Luis Fernando Soto Rojas, en medio de lágrimas y emociones, dio fin al extenso debate sobre esta importante ley para el país.

Este instrumento legal tiene por objeto establecer los mecanismos para garantizar el derecho a la verdad y sancionar a los responsables de los hechos de violaciones de derechos humanos y delitos de lesa humanidad en el periodo de la IV República.

El diputado José Javier Morales (PSUV/Trujillo), quien fue el encargado de presentar el informe en la Plenaria, explicó que uno de los fines supremos de la ley es sembrar la conciencia en el pueblo venezolano para que no se repita el terrorismo de Estado bajo la falsa democracia.

"Este documento legal garantiza el rescate y preservación de la memoria histórica de las graves violaciones de los derechos humanos que perpetraron los gobiernos adecos-copeyanos en el pasado, y será un instrumento para las nuevas generaciones a fin de que no se repitan estos hechos", indicó.

El asambleísta explicó que el instrumento legal, a través de la creación de la Comisión por la Justicia y la Verdad, permitirá investigar los hechos de violación de los derechos humanos y los delitos de lesa humanidad, así como las causas y consecuencias que generó el terrorismo de Estado durante las décadas comprendidas de 1958 a 1998.

Asimismo, identificará y sancionará a los autores intelectuales o materiales, venezolanos o extranjeros, que cometieron estos delitos, y ubicar y rescatar los restos de las víctimas por desaparición forzada para proceder a su inhumación, garantizando su honor y dignidad.
 
RNV

¿Y los comunistas asesinados por Pérez Jiménez?
Por: José Gregorio Piña 

A propósito del proyecto de "LEY PARA SANCIONAR LOS CRÍMENES, DESAPARICIONES, TORTURAS YOTRAS VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS POR RAZONES POLÍTICAS EN EL PERÍODO 1958-1998"; me atrevo a sumarme a los que piensan que también debió incluirse, como mínimo, el lapso 1948-1958, período en el cual igualmente fue política de Estado la represión y la violación flagrante, con intencionalidad política, de los elementales derechos a la vida, la libertad y la integridad física.

No debemos tener miedo de que también algunos representantes de la Oposición estén entre quienes hacemos ese planteamiento; todo lo contrario, y me explico: Creo que esa investigación debe abarcar también al lapso 1948-58, porque es lo mínimo que le debemos a los más de 300 muertos de esa época, la mayoría del Partido Comunista; pero también del partido Acción Democrática, de su ala de izquierda, sus mejores cuadros; y creo que a nosotros NOS CONVIENE políticamente que también se investiguen esas muertes, poco o nunca investigadas, porque allí pueden salir a la luz algunas traiciones, componendas y entregas de algunos dirigentes de Acción Democrática contra sus mismos compañeros; y esta presunción se basa en propias convicciones y declaraciones de connotados adecos; incluido Rómulo Betancourt, en relación con oscura actuación de David Morales Bello en la muerte de Leonardo Ruíz Pineda; y hay otros casos como los de Droz Blanco,Pinto Salinas, Wilfrido Omaña, etc. Por cierto, el nombre de Wilfrido Omaña fue usado por una brigada de las FALN durante la lucha armada en los años sesenta.

En esos casos hubo algo parecido al asesinato de Ezequiel Zamora, asesinado desde adentro de sus propias filas por maquinación de su cuñado Juan Crisóstomo Falcón y de Antonio Guzmán Blanco, por las razones y con las consecuencias harto conocidas.

Alguien podrá decirse que en algunos de esos casos hubo juicios posteriores, pero sólo de agentes de la Seguridad Nacional y algún militar y sólo por algunos casos; y NUNCA POR NINGÚN COMUNISTA, todo ello porque a Acción Democrática NO le interesaba hurgar mucho en sus propios casos y ocultó la participación y cuota de sangre de los comunistas en la lucha en el lapso 1948-1958; por lo que seguimos debiéndole esa reivindicación histórica también a esos caídos, y a sus familiares, así como a los torturados, encarcelados y perseguidos, que muchos todavía están vivos; o vivimos sus familiares.

Además políticamente, no debemos aparecer como que "apoyamos" o "encubrimos" a Pérez Jiménez, aunque no sea cierto, pero se presta a la especulación política, donde es dable acudir al recurso retórico. No se, digo yo....


josegpinat@gmail.com

jueves, 13 de octubre de 2011

Estiman que el 18 de noviembre sea aprobada la Ley contra el olvido


El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Fernando Soto Rojas, estima que el próximo 18 de noviembre será aprobada la Ley contra el olvido y la impunidad por parte del máximo ente legislativo nacional.

Este instrumento legal busca hacer justicia con los torturados, los desparecidos y los asesinados en el período de la Cuarta República, como es el caso del dirigente de la Liga Socialista Jorge Rodríguez, quien murió durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, como consecuencia de innumerables torturas.

Soto Rojas destacó que "el punfijismo fue un régimen delictual, caracterizado por la corrupción, que torturó, desapareció y asesinó a dirigentes políticos y estudiantiles".

Recordó que esta ley, así como otras impulsadas en el período legislativo que preside en la AN, ha sido producto de propuestas de la sociedad organizada, como la Ley del Trasplante de Órganos o la Ley de Arrendamiento.

Soto Rojas estuvo en Carora participando como orador de orden en la sesión especial con motivo del Día de la Resistencia Indígena que realizó la Cámara Municipal de Torres en el Teatro Alirio Díaz de esta ciudad, ubicada a 95 kilómetros de Barquisimeto.

El presidente de la AN destacó que "la Revolución Bolivariana y el proceso constituyente visibilizó y reivindicó a los pueblos originarios de nuestra América, mostró el verdadero rostro de nuestros indígenas".

Agregó que "el pueblo aborigen es hoy parte del debate político y ha sido reivindicado de manera concreta por el proceso revolucionario, al punto que hoy se tiene hasta un ministerio exclusivo para abordar los problemas de nuestros pueblos originarios".

martes, 4 de octubre de 2011


A 29 AÑOS DE LA MASACRE DE CANTAURA PEDIMOS JUSTICIA.
El 4 de octubre de 1982, cuatro aviones de la Fuerzas Aéreas de Venezuela bronco y Canberra lanzaron 17 bombas en la cercanía de Cantaura estado Anzoátegui, atacando de esta forma el campamento del Frente Guerrillero Américo Silva que operaba en el oriente del país.
Esta operación tenía como objetivo exterminar a este grupo armado para evitar que se convirtiera en referencia armadas para las luchas que el pueblo tendría que librar. En ella participaron las Fuerza Aéreas Venezolanas, Guardia Nacional, Ejército y la Disip. Allí fueron asesinados 23 guerrilleros (6 mujeres y 17 hombres). No hubo palabra de alerta, por parte de las autoridades sólo la muerte se hizo presente, violando flagrantemente los Derechos Humanos y los convenios internacionales de guerra. Las combatientes y combatientes asesinatos fueron: Sor Fanny Alfonzo Salazar (Primera Oficial, estudiante de sociología de la UDO) Emperatriz Guzmán Cordero (Tercera Comandante), Euménides Isoida Gutiérrez Rojas (Combatiente), Beatriz del Carmen Jiménez (Combatiente), María Luisa Estévez Arranz (Combatiente, estudiante de arquitectura de USB), Carmen Rosa García(Combatiente) Diego Alfonzo Carrasquel,(Combatiente) Eusebio Ricardo Martell Daza (Combatiente) Jorge Luis Becerra Navarro(Combatiente, estudiante de la UDO), Mauricio Tejada(Combatiente, estudiante de economía de la UCV), Luis José Gómez (Combatiente), Julio Cesar Farías (Combatiente) Roberto Antonio Rincón Cabrera(Primer Comandante) Nelson Pacin Collazo (Combatiente, estudiante de economía UCV)), Eusebio José Márquez Velásquez(Combatiente), José Miguel Núñez (Combatiente), Rubén Alfredo Castro Batista (Combatiente), Baudilio Valdemaro Herrera Veracierta (Combatiente), Antonio María Echegarreta Hernández (Tercer Oficial) José Isidro Zerpa Colina (Combatiente) Carlos Arzola Hernández (Segundo Oficial), Hildemar Lorenzo Morillo (Combatiente, estudiante de la UCV) Carlos Alberto Zambrano Mira (Cuarto Oficial) Enrique José Márquez Velásquez (Segundo Comandante, estudiante de la UDO)
Gran parte de estos combatientes fueron detenidos y posteriormente torturados y asesinados. Prueba de ello es que de acuerdo al avance de las exhumaciones muchos de ellos tienen tiro de gracia en la nuca y la boca. De allí la importancia de desenmascara los gobierno de Luis Herrera Campins así como el de Carlos Andrés Pérez, Rafael Caldera, Raúl Leoni, Jaime Lusinchi como violadores de los derechos humanos e impulsores de la política de terrorismo de Estado.
En este momento es de vital importancia la aprobación del Proyecto de Ley para sancionar los crímenes, desapariciones, torturas y otras violaciones de los Derechos Humanos por razones políticas en el período 1958-1998 que nos sirva de instrumento legal para exigir que se cumpla con la justicia y sean juzgados los culpables de las masacres y asesinatos en los períodos señalados.
Por esta razón cada 4 de octubre familiares, amigos, fundaciones revolucionarias, realizamos un conjunto de actividades para conmemorar la gesta heroica de estas revolucionarias y revolucionarios y mantener la memoria histórica de las luchas que ha librado el pueblo venezolano por la conquista del socialismo y para establecer referentes de lucha para el presente y el futuro. En ese sentido se realizaran actos el 4 de octubre en la ciudad de Cumaná en el auditorio Luis Mariano Rivera a las 5pm, en Caracas en el Teatro Municipal a las 5 pm y en la ciudad de Cantaura se realizará un conversatorio el 8 de octubre.
¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡POR LA APROBACION DE LA LEY PARA SANCIONAR A LOS CRIMENES, DESAPARICIONES, TORTURAS Y OTRAS VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS POR RAZONES POLÍTICAS EN EL PERÍODO 1958-1998!
Fundación Américo Silva, Fundación Emperatriz Guzmán, Fundación Cantaura Vive, Fundación Julio Capote

Ruben Castro: Héroe en Cantaura
Por: José López. 
En una mañana fría de un lunes 4 de Octubre del año 1982 el gobierno “Socialcristiano” de Luis Herrera Campins, del partido político COPEY  ejecutó una de las mas espantosas masacres de las que se tenga conocimiento en esta sufrida patria venezolana.
Esta masacre, planificada y ejecutada con altos grados de sadismo criminal por parte de 1.500 efectivos del antiguo ejercito, la Guardia Nacional y la DISIP, que fue la encargada de ejecutar con tiros de gracia en la cabeza a las 23 muchachas y muchachos rendidos y heridos que se arrastraban heridos y sangrantes por el monte en un campamento guerrillero cerca de la población de Cantaura, entre Anaco y El Tigre en el edo. Anzoátegui, fue precedida por el lanzamiento sobre ellos de 17 bombas de 250 libras de peso cada una desde aviones de la Fuerza Aérea de Venezuela.
Este sadismo criminal empleado por el gobierno de Luis Herrera contra los 41 soñadores Revolucionarios que allí se encontraban, y mataron a 23, fue aprendido en un sitio de enseñanza terrorista que tenía el gobierno de Estados Unidos en Panamá (Que tiene todavía y le cambiaron el nombre) que se llamaba “Escuela de las Américas”. Todos los gobiernos latinoamericanos, a excepción Cuba, mandaban a sus soldados y policías allí para que aprendieran a convertirse en criminales y verdugos de sus propios pueblos.
En el campamento de Cantaura, en aquella fría mañana del año 82, se encontraba desde el mes de febrero de ese mismo año el dirigente juvenil Revolucionario del Barrio Montesano Rubén Castro, quién, a decir de Cándido Montilla, combatiente guerrillero sobreviviente de ese combate; “Fue un héroe porque se portó como todo un varón, fue uno de los pocos camaradas que estuvo resistiendo hasta el último momento de su vida. A él lo agarran vivo, pero aun así él no se humilló ante la presencia de los asesinos.”
En el año 2010, un grupo de Revolucionarios asistimos, junto a familiares y funcionarios de la Fiscalía al cementerio de La Guaira a exhumar los restos del Camarada Rubén Castro en el marco del proceso de investigación que desarrolla el gobierno del Compañero Presidente Chávez para encontrar y castigar a los culpables de este crimen (porque a él lo agarraron vivo) y estuvimos conversando con su hermana Gladys, quien nos contó las inquietudes revolucionarias de Rubén desde que estudiaba en el Liceo Vargas, hasta que un día le confió a ella que se iba para la guerrilla. Hablamos de su angustia durante el bombardeo y la muerte y la dificultad para rescatar el cadáver:…” A los 8 días fue que lo pudimos traer y lo enterramos aquí.
Nosotros y muchos amigos también, hemos estado luchando  porque se aclare todo esto, mi mamá murió tranquila porque vio que se hizo justicia “y se va a hacer mas justicia” dijo ella cuando murió, mi mamá tiene 5 meses de muerta.
Ella recibió los honores que le dieron a él, las medallas se las dieron a mi hermana Cecilia y a su hijo. “ nos dijo su hermana Gladys
Yo entonces me quedé  mirando las tumbas, el mar, el cielo y recordaba también al poeta cumanés Andrés Eloy cuando cantaba: “Cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos del mundo….”
Rubén Castro podía haber sido hijo de cualquiera de nosotros y su mamá se quedó solita allá arriba, en Montesano, esperándolo. A su noble hijo el gobierno de Luis Herrera lo asesinó por eso: Por noble y Revolucionario… José López 031011- ¡Patria o Muerte!
¡HONOR Y GLORIA AL CAMARADA RUBEN CASTRO ¡
¡HEROE DE TODOS LOS GUAIREÑOS REVOLUCIONARIOS! 
              Rubén Castro                               Su hermana Gladys       Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
El dirigente Revolucionario Gerardo Buitrago (Terito), Combatiente Cándido Montilla, (sobreviviente de Cantaura) y el Diputado Revolucionario Manuel Grillo
por.ahora@yahoo.es

lunes, 3 de octubre de 2011

Luchadoras, revolucionarias y servidoras a la patria, así se les recuerda hoy a las mujeres víctimas de la masacre del 4 de Octubre de 1982 
Reconocen lucha de las Mártires de Cantaura en Anzoátegui



Emperatriz Guzmán Soto, es una de las más recordadas, para la época, era la tercera comandante del Frente Guerrillero Américo Silva y llegó a convertirse en la primera mujer guerrillera del oriente venezolano, ésta junto a Sor Fanny Salazar, Carmen Rosa García, María Luisa Estevenz Arranz, Beatriz del Carmen Jiménez y Eumennedis Ysoida Gutiérrez, integraban el movimiento de izquierda que se identificaba por luchar en contra de la desigualdad social que oprimía la población más vulnerable del país, se desplazaban en zonas montañosas, y tenían como refugio un paisaje cantaurense.

Es de recordar, que hace 29 años a las 5 y 45 de la mañana, el campo que habitaban estas féminas, acompañadas por 36 hombres revolucionarios, fue atacado por aviones de la fuerza aérea venezolana y decenas de efectivos de la Disip bajo el mandato de Luís Herrera Campins.

El Gobierno Revolucionario de Anzoátegui liderado por Tarek William Saab a 29 años de tan lamentable hecho, recuerda a éstas mujeres como heroínas de nuestra entidad y repudia los actos de violencia en contra de todas las anzoatiguenses, quienes actualmente representan el motor de la familia y la sociedad a nivel mundial, visualizadas en este proceso revolucionario gracias a una construcción de república bolivariana libre, soberana, con justicia social en igualdad de géneros, es por ello, que desde el inicio de su gestión constituye el Instituto Estadal de la Mujer, con la finalidad de atender integralmente a las mujeres que son víctimas de maltrato garantizado la aplicación de la Ley Orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

domingo, 2 de octubre de 2011


La masacre de Cantaura todavia es un nudo en la garganta
Por: Juan Azocar 

Han transcurrido 29 años de aquel amanecer que se convirtió en muerte y espera de justicia que parece eternidad.  En las sabanas y  matorrales cercanos a la apacible Cantaura despuntaba el alba de aquel 4 de octubre del año l982. La agradable mañana se recibía con el cafecito y la prometedora reunión de unos 40 invitados para discutir alternativas, líneas de acción y nuevas propuestas.
    De pronto ocurrió lo sorpresivo. Apenas eran las 5 y treinta,  y  ni siquiera dio tiempo para saborear el  café. El  rugido de los aviones  camberras y el trueno de bombas y  metrallas caía como torrencial chaparrón  sobre la humanidad del grupo de revolucionarios y combatientes. Aquellos montes conocidos como Mare mare o  Los Changurriales, a pocos kilómetros de  Cantaura  fueron el escenario de una nueva masacre de los partidos del puntofijismo, representados por AD y Copei.
     Toda la furia y el odio de un gobierno opresor y miserable descargó sus armas para acabar en minutos con 23 vidas de jóvenes, comprometidos y animados para la lucha revolucionaria. No hubo  compasión. Nadie la pidió. Fue una masacre. Un acto cruel. Propio de los gorilas militares que se habían apoderado de  nuestra América. Una vil y sangrienta emboscada planificada y ejecutada por los miembros de la DISIP: Remberto Uzcátegui, Henry López Sisco, autor de la masacre de Yumare, y Arpad Bango. El  Ministro de la Defensa era el general Luis  Narváez Churión y Presidente de la República, Luis Herrera Campins.
    Han trascurrido 29 años de la masacre de Cantaura, como hay que llamarla. Hasta hoy no hay justicia. No hay culpables. No hay presos. Hay impunidad.
    En la memoria de la Venezuela Bolivariana están presentes 23 nombres. Compañeros que sembraron la Revolución Bolivariana, como todos los mártires de los años 50, 60, 70 y 80, para quienes también pedimos justicia.
     No olvidemos a Cantaura y su juventud asesinada. En esta Venezuela de cambios están con nosotros, a nuestro lado, en la marcha, en el barrio, en el partido, en cualquier parte, construyendo patria. Aquí están, para no olvidarlos: Diego, Sor Fanny, Eusebio, Carmen Rosa, Beatriz, María Luisa, Emperatriz, Jorge, Mauricio, Luis José, Julio César, Roberto Antonio, Nelson, Enrique José, José Miguel, Rubén, Baudilio, Antonio María, José Isidro, Carlos, Itamar, Carlos Alberto y Euménides.
      Castigo para  los culpables y asesinos de las masacres de Yumare, El Amparo, Cantaura y el Caracazo. También pedimos justicia para los desaparecidos y asesinados en los años 60, 70 y 80.  Unidos contra la impunidad y la complicidad que siguen siendo un nudo en la garganta… ¡La lucha sigue!
revolcones76@yahoo.com.ve