miércoles, 28 de septiembre de 2011


“Tomaríamos de nuevo las armas para defender el proceso”
Por: José Gregorio González Márquez

Para Elegido Sibada, el comandante Magoya, la revolución bolivariana está aun en peligro y por lo tanto se hace necesario la formación de un polo patriótico para defenderla. 
  En el marco de la Asamblea Revolucionaria de Combatientes Guerrilleros de los años 60, 70 y 80 realizada en Mérida tuvimos la oportunidad de compartir con muchos de los hombres y mujeres que lucharon desde las montañas y las ciudades del país para llevar adelante un proceso revolucionario que permitiera al pueblo acceder al poder. Contamos con la presencia de líderes históricos como los comandantes Alfredo Chirinos “Treco” y Helégido Sibada “Magoya” entre otros.
Conversamos con “Magoya”, hombre legendario y quien comandó el Frente Guerrillero “José Leonardo Chirinos” en las sierras de Falcón durante doce años. 
¿Cuál es el reto que se plantea la Cuarta Asamblea Revolucionaria de combatientes guerrilleros? 
La gira que estamos haciendo nosotros trata de agrupar a todos los combatientes, familiares y amigos que participaron en la lucha armada en los años 60, 70 y 80 porque es necesario el  agrupamiento de esas fuerzas para discutir su incorporación en el polo patriótico. Ese polo busca fomentar la unidad desde la diversidad. Como se acerca un proceso electoral complicado, debemos estar unidos en defensa del proceso revolucionario por la vía que sea. Estamos dispuestos a luchar porque la revolución nos pertenece hace muchos años. Tenemos un compromiso histórico con todos los camaradas que se quedaron en el camino, los que fueron asesinados y los desaparecidos.
Las asambleas que hemos hecho en todo el país buscan elaborar una propuesta que recoja las opiniones políticas de acuerdo a las problemáticas que vive el pueblo.
Ahora bien, con la creación del polo patriótico no se busca la división ni el desconocimiento de los partidos como el PSUV, queremos unir fuerzas para enfrentar cualquier intento de desconocimiento del proceso, nuestro apoyo al presidente Chávez es irrestricto. 
¿Qué opinión le merece la ley que se discute en la Asamblea Nacional para sancionar los crímenes políticos cometidos por el estado entre 1958 y 1998? 
Me parece bien. Esta ley debió hacerse hace mucho tiempo. Menos mal que estos camaradas de la Asamblea Nacional tomaron la iniciativa junto con organizaciones civiles para fomentar esta ley y así, castigar a los responsables de los asesinatos, desapariciones, torturas y persecuciones. Muchos personajes siniestros como López Sisco todavía andan por allí conspirando. Nosotros estamos apoyando esa discusión para que se apruebe y se haga justicia con nuestros hombres y camaradas. Aquí no hay que olvidar los que pasó. No podemos perder la memoria histórica. 
Usted habla de las milicias. ¿Se hace necesaria la formación de un cuerpo de milicias en Venezuela? 
Las milicias se hacen necesarias para defender el proceso revolucionario bolivariano. Estamos trabajando en la conformación de las milicias, ya hemos conversado con algunos jefes militares. Tenemos que prepararnos para la defensa del pueblo pues el proceso aún está en peligro. Los agentes extranjeros y los apátridas que viven aquí sueñan con una invasión norteamericana. Fíjese que en la Asamblea la derecha se está oponiendo a que se repatríe el oro entregado por los gobiernos anteriores a los bancos extranjeros. En Venezuela hay un plan desestabilizador y todos estamos obligados a prepararnos para hacerle frente. Las milicias son el pueblo organizado. 
Estamos hablando de un plan desestabilizador ¿Quienes participan? 
Aquí  está metida la CIA con todos los hierros. Asimismo, existe una campaña mediática en la que participan numerosos medios de comunicación. Incluso hemos detectado la presencia de paramilitares que trabajan junto a los apartidas. Por eso, si nos descuidamos podemos perder la revolución. 
Camarada ¿Considera usted que en la actualidad existe un proyecto cívico militar? 
Estamos unidos a los militares revolucionarios. Gracias al presidente Chávez tenemos una unión cívico-militar que lucha por el bienestar del pueblo. Nosotros estamos participando con ellos en los trabajos que se hacen diariamente en toda la geografía nacional. Fíjate que antes guerrilleros y militares no podíamos vernos, éramos enemigos. Hoy existe otra conciencia en los militares. Antes se formaba a los militares para perseguir a los revolucionarios, para masacrarlos pues nosotros éramos los comunistas, los comegentes. Sin embargo, es bueno señalar que muchos militares se incorporaron con nosotros en los años sesenta a la lucha armada. 
Se hace necesaria una profundización ideológica en el país. ¿Cree usted que pueda lograrse en Venezuela?  
Si es muy importante la formación ideológica. El compromiso es de todos los revolucionarios. Crear una nueva conciencia social se hace necesario. Nosotros estamos obligados a impulsar el verdadero sentido de la revolución. No ha sido fácil emprender un proceso revolucionario como este. Aquí hay muchos apátridas que les gustaría traer a los norteamericanos para sacar a Chávez. Si esto ocurriera tomaríamos de nuevo las armas para defender al pueblo.

“Cantaura. La Masacre anunciada” Un Libro para volver a leer en este tiempo
Por: José Javier Sánchez 
Este libro escrito por Rafael Hurtado Bravo y editado por la “Fundación editorial el perro y la rana”, es el testimonio de una masacre por la cual no se termina de hacer justicia. 23 jóvenes revolucionarios entregaron su vida por el sueño de construir un mejor país. Por derrocar un sistema que condenaba a la mayoría de sus pobladores a la miseria y los engaños de una democracia representativa que adecuo las leyes y la economía para perpetuarse en el poder a través del binomio AD-COPEI. Para ello no vacilo en exterminar la vida de quienes resistieran a su dominio. La Masacre de Cantaura fue la forma mas explicita de manifestar los métodos de un sistema terrorista que no se permitía escuchar a quienes los detractaban. Desde la Escuela de las Américas fueron formados para aniquilar cualquier vestigio de esperanza. Por ello soldados de un ejercito de representatividad burguesa y de derecha, aplicaron a un grupo de jóvenes la doctrina Reagan de contrainsurgencia
Sus mártires aún siguen viviendo en la memoria de quienes desde cualquier edad, en cada región de este territorio, apostábamos a transformar este país algunos desde la lucha armada, otros también desde el trabajo popular. Desde el trabajo cultural con la convicción que solo seria posible transformarlo para poder construir una sociedad de justicia, con garantías sociales para las mayorías, en el área de salud, educación, recreación y servicios, que permitiera destruir los privilegios de un grupo minoritario, que no representaba mas del 10 por ciento de la población y que recibia casi el 90 por ciento de los recursos económicos, y a partir de allí lograr favorecer a toda la población.
Por estos sueños se  sacrificaron los mártires de Cantaura y el gobierno de ese momento apostó a silenciarlos. Era una época donde declararse revolucionario, era considerado mucho más grave que declararse terrorista, porque precisamente a través del terrorismo de estado: detenciones forzadas, torturas, desapariciones, genocídios, ese estado defendería sus formas de perpetuarse en el poder.
Estas páginas recogen con altísima dignidad los testimonios de algunos sobrevivientes a los bombardeos y ajusticiamientos sucedidos. Testimonio real de tan abominable tragedia. Esperemos que esta obra permita perpetuar estos sucesos y que mas temprano que tarde contribuya a que realmente se ejerza justicia sobre los responsables de tan abominable hecho.
Honor y Gloria a Roberto Antonio Rincón Cabrera, Enrique Jose Márquez Velásquez Emperatriz Guzmán Cordero, Sor Fanny Alfonzo Salazar, Carlos Jesús Arzola Hernández, José Miguel Nuñez, Mauricio Tejada, Carmen Rosa García, Ildemar Lorenzo Morillo, Carlos Alberto Sambrano Mira, María Luisa Estevez Arranz, Antonio María Echegarreta Hernández, Beatriz del Carmen Jiménez, Baudilio Valdemar Herrera Veracierta, Jorge Luis Becerra Navarro, Eumennedis Ysoida Gutiérrez Rojas, Diego Alfredo Alfonso Carrasquel, Luis José Gómez, Eusebio Martel Daza, Rubén Alfredo Castro Batista, Nelson Antonio Pacín Collaso, Julio César Farías Mejías y José Ysidro Zerpa Colina, fueron los 23 jóvenes revolucionarios jóvenes que dieron su vida por un sueño que por desgracia sus dirigentes políticos traicionaron. Para ellos un merecido honor y gloria y un homenaje a su memoria a través de estas paginas. Algunas interrogantes no respondidas por la justicia ni la historia: ¿qué pasará con los culpables? ¿Quien indemnizará a sus familiares? ¿como le haremos merito a su sacrificio e inscribiremos sus muertes dentro de la historia oficial?  
elmacaurelio@yahoo.es

jueves, 15 de septiembre de 2011

En Barquisimeto surgieron propuestas para descolonizar la memoria histórica guerrillera
El seminario “Movimientos Insurgentes en América Latina” realizado en la capital larense apuntó hacia la construcción de un nuevo discurso historiográfico
Prensa CNH (14/09/2011).-Difundir el proceso insurgente guerrillero invisibilizado por la historiografía tradicional a fin de construir un nuevo discurso histórico fue una propuesta planteada en el seminarioMovimientos Insurgentes en América Latina. Segunda mitad del siglo XX, realizado en la Cinemateca de Barquisimeto.
Así lo informó Aldemaro Barrios, coordinador del proyecto Memorias de la Insurgencia Guerrillera del Centro Nacional de Historia (CNH) y organizador de esta actividad que formó parte del ciclo de foros Insurgencia y contrainsurgencia en Venezuela, el cual es organizado junto con el Archivo General de la Nación para analizar las causas, consecuencias y desarrollo del proceso histórico que vivió Venezuela entre 1960 y 1990.
Al evento asistieron representantes de las comunidades y colectivos organizados del estado Lara, Falcón y Yaracuy, quienes escucharon las ponencias de los historiadores Nidia Cárdenas (El Proyecto “Movimientos insurgentes y resurgentes en América Latina y el Caribe”. Justificación, delimitación y objetivo), Dulce Marrufo (El acumulado histórico de las luchas de los pueblos de América Latina y el Caribe en los siglos XIX y XX), Manuel Carrero (El tiempo histórico de los años cincuenta -siglo XX- en América Latina y el Caribe) y Pedro Figueroa Guerrero (Periodización de la lucha armada en Venezuela).
En la actividad se expusieron los basamentos filosóficos que sustentan los estudios de nuestra historia contemporánea desde un enfoque nuestramericano del conocimiento, como expresión de la lucha por la descolonización de la cultura. También se presentaron los alcances políticos y la pertinencia de la investigación sobre el proceso histórico venezolano después de la segunda mitad del siglo XX y se recogieron propuestas para la constitución de la Red de Historia y Patrimonio que impulsan el CNH y el AGN.
Para la historiadora Dulce Marrufo, profesora en la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA), la descolonización de la memoria histórica pasa por “dar a conocer una historia que rescate todos aquellos procesos que fueron invisibilizados por la historiografía tradicional que se impuso en Venezuela”, como por ejemplo “rescatar la memoria de estos procesos políticos de mucha transcendencia que hubo en Venezuela entre la década de los 60 y los 70” del siglo XX.
El historiador Pedro Figueroa, profesor de Historia de Venezuela y Pensamiento Político en la universidades de Yacambú y Nacional Experimental de los Llanos Occidentales “Ezequiel Zamora” (Unelllez),destacó que a través de este tipo de encuentros se plantea concienciar al colectivo sobre lo que realmente significó el movimiento insurgente en nuestro país. Explicó que la visión tradicional sobre la insurgencia armada venezolana muestra una imagen errada de los luchadores sociales al presentarlos como “bandoleros” para deslegitimar los motivos de su lucha.
El próximo encuentro será el viernes 16 de septiembre a las 2 p. m. en la Cinemateca de Cumaná ubicada en la avenida Perimetral, frente al Centro Italovenezolano, estado Sucre. La entrada es libre. (Fin/ Prensa CNH)

miércoles, 7 de septiembre de 2011

REPRESIÓN ESTUDIANTIL EN LA CUARTA REPUBLICA

RECUERDOS QUE NUNCA SE DEBEN DE OLVIDAR PARA QUE NO SE VUELVAN A REPETIR POR ESO ES QUE LA OPOSICIÓN NUNCA MÁS ASUMIRÁ LAS RIENDAS DE NUESTRA PATRIA VENEZOLANA EL SOCIALISMO SERÁ LA ÚNICA FUERZA POLÍTICA VIVA MI COMANDANTE CHÁVEZ. ESTE ES UN APORTE MÁS DEL FRENTE DE COMUNICADORES SOCIALISTA DEL POLO PATRIÓTICO TÁCHIRA