jueves, 19 de julio de 2012

19 e Julio 1888, nace el abogado y dirigente comunista Gustavo Machado.

19 e Julio 1888, nace el abogado y dirigente comunista Gustavo Machado.

De joven se enfrentó a la dictadura de Juan Vicente Gómez, por lo cual fue detenido y preso en la cárcel de La Rotunda. Su postura política lo obliga a asilarse en los Estados Unidos donde estudia filosofía y humanidades en Harvard y Cambridge.

En 1927, funda el Partido Revolucionario Venezolano que más tarde se llamaría Partido Comunista de Venezuela. En Cuba colabora en la fundación de la Liga Antiimperialista de las Américas y del Partido Comunista.

En junio de 1929, junto a Miguel Otero Silva y Rafael Simón Urbina, intenta derrocar al dictador Juan Vicente Gómez desde Curazao. Esta operación fallida lo obliga a exiliarse en Colombia. Dos años más tarde funda el periódico Tribuna Popular, del cual fue director hasta su muerte.

Durante el gobierno de Rómulo Betancourt, Gustavo Machado, es puesto preso por 5 años en el cuartel San Carlos. Es indultado por el presidente Raúl Leoni en 1968. En 1981 le otorgan el titulo Doctor Honoris Causa en la Universidad de los Andes de Mérida, Venezuela. Fallece en Caracas el 17 de julio de 1983.

miércoles, 18 de julio de 2012


UN DIA COMO HOY EN 1976 ES ASESINADO JORGE RODRIGUEZ

Jorge Rodríguez, líder de Liga Socialista, detenido por el secuestro de Niehous lo trasladan a un paraje solitario de la carretera Panamericana los agentes Braudio Gudiño La Cruz, Guillermo Zambrano Salazar, Itamare Rodriguez y Juan Álvarez Díaz y es torturado a fin de que revelara el sitio de ubicación del secuestrado. Después morirá en su calabozo por derrames internos y desprendimiento de órganos y numerosas fracturas.
Jorge Rodríguez, luchador socialista, nació en Carora, estado Lara, el 16 de febrero de 1942. Recibió una formación como docente y posteriormente, ingresó a la Universidad Central de Venezuela (UCV), específicamente a la Facultad de Humanidades, en la que ocupó responsabilidades de dirección estudiantil, una de ellas como delegado del Consejo Universitario en 1966.
También fue un activista destacado contra el cierre de la universidad, en el primer Gobierno de Rafael Caldera.
En 1972, fue detenido por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Sifa) y desde allí, dirigió la huelga de hambre de los presos políticos.
El 19 de noviembre de 1973, convocó a la creación de la Liga Socialista, donde se desempeñó como secretario general hasta el momento en que fue asesinado.
JORGE RODRIGUEZ
El 25 de julio de 1976 muere Jorge Rodríguez, secretario general de la Liga Socialista. 23 años antes que el Pueblo Bolivariano, eligiera a sus Diputados Constituyentes en el marco de la Revolución Bolivariana, Jorge Rodríguez muere asesinado en los sótanos de la DISIP. Aun sus asesinos siguen libres y la denominada Justicia burguesa ha resultado ineficiente para castigar tanto a posculpables materiales como intelectuales de este aberrante hecho.
En el Libro escrito a varias manos “Historia de un Proyecto Revolucionario”, editado por la Liga Socialista, en 1996 se presenta el móvil de lo que seria el secuestro y la posterior tortura de Jorge Rodríguez.
Fue sometido a bárbaras torturas para que reconociera su participación y la de la Liga Socialista en el secuestro del industrial William Frank Niehaus. Su conducta indoblegable frente al enemigo, salvo a la Liga Socialista y a sus cuadros de una ofensiva represiva.
Jorge Rodríguez prefirió morir antes que delatar y acusar a sus compañeros de algo con que no tenían relación.
Hay razones más profundas para su asesinato. Ellas tienen que ver con la calidad de dirigente Revolucionario que era Jorge Rodríguez: un dirigente joven (apenas con 34 años tenia cuando fue asesinado), combativo, incansable trabajador, con métodos democráticos de dirección, entre otros valores de Revolucionario.
Durante 1975 y 1976, en la Liga Socialista se comenzó a ver un crecimiento y la expansión a escala Nacional. La Liga Socialista comenzó a realizar concentraciones públicas importantes (como la marcha antiimperialista que cruzo el país de oriente a occidente y de norte a sur y culmino con una gran concentración popular en Cabimas), a ganar elecciones sindicales, elecciones en centros de estudiantes entre otros.
“El Socialismo se conquista peleando”. Fue el grito de combate que durante los años setenta levantara Jorge Rodríguez y la Liga Socialista. Grito que sintetiza muchos de los postulados de la actual Revolución Bolivariana, cuando señalamos que solo el Pueblo libera al Pueblo en combate diario por una Patria justa digna y equitativa.
El recuerdo de Jorge Rodríguez constituye un ejemplo para las nuevas generaciones de Revolucionarios que hoy impulsa el sueño colectivo de otra Venezuela posible

No al olvido dijo...
No al Olvido. dijo...
Se cumplen 33 años del asesinato por tortura del revolucionario Jorge Rodríguez.
En el momento de su detención, en la Av. Sucre, frente al liceo “Miguel Antonio Caro”, fue separado de sus compañeros y sometido a bárbaras torturas para que reconociera su participación en el secuestro de William Niehous. La razón inmediata de su muerte obedece a días antes de ser detenido, habían sido apresados David Nieves e Iván Padilla Bravo, acusados de intentar cobrar un “adelanto” por el industrial. Ambos fueron torturados por Henry López Sisco, el “cabezón Cermeño”, Rafael Rivas Vásquez, Olimpo Oyuela de Armas y del director de la DISIP Arístides Lander. En el libro “Historia de un Proyecto Revolucionario” editado por la Liga Socialista en 1996: “David Nieves resistió la tortura, pero Iván Padilla no las soportó e implicó a David y a Jorge en el secuestro, siendo esta la razón inmediata de las torturas y asesinato de Jorge Rodríguez”.
En el prólogo del libro “El pensamiento de Jorge Rodríguez” David Nieves expresa: “Aquí se autoriza el asesinato de Jorge Rodríguez: sin embargo, regresa vivo a la DISIP, entonces, no se autoriza su traslado a ningún centro hospitalario; durante horas Jorge agoniza tirado en el piso húmedo y putrefacto de un “tigrito” donde finalmente muere. (...) Fui torturado, durante varios días no se informó de mi detención y seguramente, si no es por el impacto que produjo el asesinato de Jorge Rodríguez, yo no hubiera aparecido nunca
Jorge era para el momento de su asesinato un joven de apenas 34 años, combativo e incansable edificador de una organización muy particular que, para el momento, buscaba afincarse en una línea revolucionaria más allá del foquismo y el reformismo que caracterizaban a otras organizaciones de la época. La Liga Socialista se perfilaba como una de las alternativas válidas más importantes para la reorganización del movimiento revolucionario disperso y encapsulado. Luego de su asesinato en 1976 la Liga sufre un importante estancamiento.
En la revista Élite de 1976, N° 2657, David Nieves se expresa en duros términos hacia Iván Padilla, términos justificables asegura, por su indignación como militante revolucionario pues la confesión de Padilla fue extraída “bajo el miedo, el pánico, el terror a la muerte” imperando la cobardía que viola el ordenamiento moral, al revelar nombres de amigos cuyas vidas ponía en peligro y por cuya debilidad Jorge Rodríguez pierde su vida. “Cuando la cabeza no quiere, la boca no habla” dice David. “Contra mí, continúa argumentando, sólo existe el señalamiento de Iván Padilla quien en el temor a la muerte y por cobardía señaló a Jorge Rodríguez y a mí como jefes de un movimiento.
En febrero del 2006, David Nieves, ratificó: “Los únicos que conocíamos la identidad del enlace (Cedeño) era Padilla y yo. Cedeño cae por su delación. Hasta unas viejitas evangélicas que colaboraban, las entregó”.
Hoy a 33 años de la muerte de Jorge Rodríguez es necesario recordar estos “pequeños detalles” que algunos olvidan. El entrismo y el arribismo en el proceso revolucionario que vive Venezuela funcionan, y se premia con altos cargos a quien fue el causante de su muerte. Arrimarse incondicionalmente a algún personaje con poder da sus frutos ante la debilidad ideológica de los nuevos funcionarios. El sábado 05-04-2008 en el canal del Estado, en un programa llamado InjerenCIAS se reivindicó a Iván Padilla Bravo como uno de los “secuestradores de Niehous”. Se presentó a su lado el caso de Jorge Rodríguez como si Iván Padilla no hubiera tenido que ver con su muerte. Se perfumó al traidor incorporando en el video a David Nieves, Agustín Calzadilla y a Paúl Del Río, firmantes de una carta que, juntos a otras firmas del colectivo del Cuartel San Carlos, exigía la destitución de este funcionario. Alguien con poder silencia la traición y obvia los acontecimientos; pero la historia saldrá siempre por los poros y gritará las verdades que quieren enterrar. Honor y gloria a Jorge Rodríguez, padre. 
25 de julio de 2009 15:30